Prima Vikinga: “No puedo privarme de hacer lo que yo quiera, por el miedo al qué dirán”

Por Evelyn Cantore, Marina Rodríguez Barreiro y Brenda Schultz.

Con 20 años, ya logró más de 800 mil suscriptores en su canal de maquillaje y otros más de 300 mil en el de Vlogs (video blogs). Luaxana Delvalle, un día de 2013, decidió abrir una cuenta en YouTube bajo el nombre “Prima Vikinga”, apodo con el que se identificó durante la secundaria debido a su gusto por la cultura e historia del pueblo vikingo. La iniciativa nació al investigar video-tutoriales en esa página web, para que le explicaran cómo delinearse los ojos, tras no lograr hacerlo de la forma que ella deseaba. No sólo encontró lo que buscaba, sino que quedó fascinada con la idea que plantea la plataforma: subir contenido propio a Internet.  “En mi primer video recibí un comentario que decía algo como: ‘Qué buen video, soy tu fan. Contá conmigo siempre’. Me dio ganas de seguir filmando y publicando material”, expresa. Pronto se convirtió en una de las youtubers más importantes de Argentina, con contenidos que ella misma define como “diferente y poco superficial”.

p

Pero, a pesar del éxito y la gran cantidad de fanáticos que la siguen, nunca faltan los denominados “haters”, que intentan sabotearla y perjudicarla.  “Le tuve miedo a los comentarios negativos, me afectaban. Con el tiempo me di cuenta de que no tenía sentido y de que no puedo privarme de hacer lo que yo quiera por el miedo al qué dirán”, afirma.

Con las primeras publicaciones, comenzó rápidamente a crecer en las redes, y al llegar a los 10 mil subscriptores, sus videos tuvieron una gran cantidad de los llamados “dislikes”, es decir, algunas personas señalaban que no les gustaba lo que ella compartía: “Sentía que había gente pendiente de mí sólo para tirarme mala onda. Llegué a pensar en cerrar mi canal”, comparte. Además, reconoce que dentro del mundo Youtube también existen rivalidades, y hubo un periodo durante el cual, por su vertiginoso progreso, se “puso de moda” odiarla: “Youtubers que hoy en día se muestran amables conmigo, habían llegado a crear páginas en mi contra, con mucha envidia y competencia”.

capturaPor otra parte, manifiesta que las personas no se le acercan en la calle a agredirla verbalmente, ya que “no son capaces de decirlo en la cara”, pero sí lo hacen para felicitarla o pedirle autógrafos y fotos. “Una vez me corrieron hasta mi casa, eso fue lo más extremo. Suele haber momentos incómodos, cuando empecé en a subir videos no fui consciente de que eso conllevaría ser reconocida públicamente”, cuenta. También cambió el trato con sus compañeros de secundaria, donde estudió informática: “El mismo chico que se burlaba de mí, por mi forma de ser o personalidad, al enterarse de que yo estaba haciendo videos en YouTube, me invitaba a comer. Ahí comprendí que el problema lo tenían ellos, porque yo jamás les había hecho algún daño”, expresa.

La forma que encontró de evitar que la negatividad le afecte es tomar clases de yoga, y afirma que la ayuda a mantenerse concentrada en ella misma y a encontrar la “paz interna”, sin prestar atención a lo que dicen los demás. Conjuntamente, empezó a ir al psicólogo: “No termino de entender por qué la gente me critica sin conocerme, lo hablo bastante en terapia. Creo que son conflictos no resueltos que tienen consigo yogamismos. Ahora, apenas veo un comentario negativo, lo borro. Sé que nunca voy a ser aceptada por todos, siempre va a haber alguien que esté en mi contra por algún motivo”, dice.

Este trabajo inusual tiene su parte rigurosa, pero, a pesar de eso, la joven rescata la positividad que conlleva: “Es un laburo distinto, vivís de lo que hacés, manejás tu contenido, sos libre. Me gusta defender el arte subjetivo, los ideales de las personas; que cada uno pueda expresarse como quiera. Construís tu propio negocio, y eso requiere un gran esfuerzo. Los fans van a apoyarte siempre”. Asimismo, indica que no la complacería que la defiendan si llegara a hacer algo malo, ya que no gusta el “fanatismo ciego”.

Debido a la idolatría que genera, las personas que la siguen buscan apoyo en ella. Ha recibido mensajes con pedidos de ayuda o con fotos de chicas que se autolesionan, pero afirma que ese no es el trato que tiene con los fans: “No suelo responder mensajes por privado dando consejos, porque no soy ni consejera ni psicóloga. Hice videos en los que di a conocer mi ideología respecto al bullying y la discriminación, con mensajes en general, como ‘sé vos mismo, confiá, no te dejes llevar por lo que digan los demás’”.

Prima Vikinga, quien considera al maquillaje una “forma de expresión” y lo encuentra “anti-estresante”, nunca imaginó que al subir videos sobre algo que le entusiasma, filmados desde su habitación, bajo un apodo inventado por sus amigos en la adolescencia, se convertiría en una figura reconocida en Internet, un ejemplo para sus seguidores y subscriptores y un éxito que continúa en crecimiento.

captura1

Make up tips y preferencias:

► Tres marcas de maquillaje: Mac, Benefit y Makeup Forever.

► Maquillaje para fotos con flash: el HD de Mac o Makeup Forever.

► Labiales para comer y tomar: liquid lipsticks de Anastasia Beverly Hills o Colourpop.

► Labiales para “chapar”: los matte de ColourPop y los Maybelline Super Stay.

► Importante y primordial: limpiar y cuidar muy bien la piel.

 

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s