Auténticas, libres y transgresoras: tres mujeres que marcaron un antes y un después en la historia

Por Evelyn Cantore

¿Qué habría pasado si se hubieran encontrado Eva Duarte de Perón, Frida Khalo y Simone De Beauvoir? Con su sola existencia, ellas, fueron vanguardistas en cuanto a la búsqueda de la libertad de las mujeres.

En “Ser Ellas” el público se da el lujo de presenciar un encuentro ficticio entre aquellas tres mujeres, distintas, transgresoras para su época, íconos indiscutibles del feminismo. Tuvieron en común haber vivido intensa y apasionadamente; le allanaron el camino a las demás mujeres hacia una libertad, utópica en aquel entonces, y aún muy cuestionada en la sociedad.

Eva Duarte de Perón anhelaba convertirse en una actriz pero cuando conoció a Juan Domingo Perón se apasionó por la lucha en defensa de los derechos de los trabajadores y las mujeres, además de quedarse para siempre, firme, a su lado. Fundó el Partido Peronista femenino y alcanzó a ser candidata a vicepresidente, pero debió abdicar la candidatura, dado que el cáncer estaba arrasando con su vida. Dijo, alguna vez, “ya no quiero explicarles nada de mi vida ni de mis obras. No quiero recibir ya ningún elogio. Me tienen sin cuidado los odios y las alabanzas de los hombres que pertenecen a la raza de los explotadores. Quiero revelar a los pueblos. Quiero incendiarlos con el fuego de mi corazón”.

Simone De Beauvoir, novelista y filósofa existencialista francesa, se enamoró de Jean Paul Sartre, compañero suyo en la universidad de filosofía y se aventuraron a vivir un amor libre, que duraría el por el resto de sus días. “El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal”, es una de sus frases más célebres que no pierde vigencia ante el flagelo de la violencia de género.

Frida Kahlo, pintora mexicana, tuvo una vida signada por el dolor y el sufrimiento, aunque el humor siempre la mantuvo en pie. Enamorada de Diego Rivera, también artista mexicano con quien se casó dos veces, soportó el maltrato con tal de permanecer a su lado. Lo amó hasta la muerte, sus pasiones fueron, sin ninguna duda, la pintura y él. Sin embargo, una de sus frases más conocidas, que refleja con claridad lo que deseaba y esperaba del amor, a pesar de no haberlo vivido así, es: “No quiero un amor a medias, rasgado, partido a la mitad, he luchado y sufrido tanto que me merezco algo entero, intenso, indestructible”.

La sencillez de la escenografía se engrandece con la actuación de Fabiana García Lago (Frida Kahlo), Anabel Cherubito (Simone De Beauvior) y Ana Celentano (Eva Perón), una mezcla de emociones afloran durante toda la obra.

Eva, con su fuerza y carácter sobresaliente, Simone con su amor liberal y Frida, que con todo el dolor que atravesó a lo largo de su vida supo sobreponerse y jamás abandonar sus sueños, fueron, con aciertos y contradicciones, mujeres que marcaron un antes y un después en la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s