Una caricatura en la vida real

Por Brenda Schultz

“Nunca pensé que Pepita saldría de mi cuaderno”, asegura Josefina Guarracino, mejor conocida como Pepita Sandwich. Con más 45 mil seguidores en las redes sociales, la artista cuenta su historia desde Vermont, en Estados Unidos, donde se encuentra realizando un Máster en Cómics, luego de su paso por la Escuela de Artes Visuales de Nueva York.

La imagen puede contener: 1 persona

Siempre aspira a tener su propio estilo y ser distinguida por su originalidad: “Es mejor hacer algo que sea de uno a seguir una moda”, asevera la dibujante que, curiosamente, comenzó su camino profesional estudiando para ser diseñadora de modas. Al terminar la carrera, recibió una beca universitaria para asistir al Istituto Europeo di Design, en Milán. Durante su estadía, comparte que encontró lo que no sabía que estaba buscando. “En esa facultad descubrí la carrera de Ilustración y me di cuenta de que no quería ser otra cosa que no sea ilustradora”, sostiene.

“Dibuje toda la vida. Algunos años cursé talleres de dibujos, pero en la adolescencia me disperse”, recuerda la artista. “Mafalda y Maitena me inspiran desde que soy chica. Además me fascinaban los dibujitos animados de Hanna Barbera”, añade sobre los signos de su pasado que la llevaron a encontrar su vocación, ya que manifiesta que todo lo que vio o leyó en su infancia está muy presente en su trabajo.

Josefina, quien comparte que la llaman Pepita desde sus primeros pasos, día a día carga consigo un diario íntimo. “Siempre llevo conmigo un diario, pero no se trata del típico cuaderno en el que se suele escribir. Es donde dibujo las cosas que veo o me pasan”, cuenta. De esa manera, dentro de esa libreta, nació su reconocido personaje: “Pepita Sandwich surge como mi firma”, señala. “Es como soy yo, con las cosas que me gustan y las que no, pero exagerado”, describe. Actualmente, la caricatura ya es parte de su vida y la reconoce como su “alter ego”.

La ilustradora expresa que, con sus dibujos, busca hacer reír. “Considero que hago humor de observación, e intento que cada vez sea más absurdo. Me inspiro observando situaciones cotidianas que me pasan a mi o a la gente que está alrededor mío”, detalla acerca de las historietas que publica en sus redes.

No hay texto alternativo automático disponible.

Además, lanzó su propia tienda, en la que se comercializan artículos que ella misma diseña. “La armé porque mucha gente me pedía tazas o productos dibujados, y me percaté de que es una manera de sobrevivir, en un trabajo que no es tan fácil de sostener”, enuncia.

Por otro lado, desde que empezó a dibujar a Pepita, se la imaginó en formato libro. “En 2015 la editorial Sudamericana, a través de un amigo en común, me llamó para ver si podíamos tener una reunión para hablar sobre un libro”, narra con tono de felicidad. Se publicó en 2016 y es una recopilación de sus chistes. Ahora adelanta que está trabajando en escribir otro, pero esta vez será una novela gráfica.

“Mi profesión la defino como comunicadora, pero también podría ser historietista o humorista gráfica. De todas maneras, es un medio de comunicación y es la vía que yo elegí para manifestarme”, señala. A su vez, indica que las redes sociales la ayudaron a vivir de lo que le gusta. “Es una plataforma que me permitió llegar a un montón de lugares y poder trabajar de esto. Son una buena vidriera, si uno sabe cómo usarlas”, dice. Y agrega: “Te dan una posibilidad de ser visible sin tener que ir a editoriales, diarios o medios gráficos. Además, generan un vínculo y una respuesta inmediata de la gente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s