Un público más ruidoso que los vecinos del piso arriba

Por Brenda Schultz

La obra teatral Los vecinos de arriba cuenta la historia de Ana y Julio, una pareja simple, que se muestra aburrida y estresada por la rutina diaria.  Al trajín que implica el día a día se le suman sus vecinos del piso superior del edificio -de allí el título-, quienes provocan un considerable griterío por la noche que no les permiten dormir.

1.jpg

Cuando Ana, encarnada por Florencia Peña, decide invitar a los ruidosos Laura (Julieta Vallina) y Salvador (Rafael Ferro) a cenar en su casa, comienza el primer conflicto de la historia. A partir de ese momento, Diego Peretti, quien interpreta a Julio, se torna intolerante y molesto: insiste con la idea de pedirles a sus invitados que hagan silencio a la madrugada, una de las tantas cosas a las que su esposa se opone.

Dirigida por Javier Daulte -ganador de premios Martín Fierro, ACE y Estrella de Mar, entre otros, por su labor-, la trama no conlleva ninguna originalidad. Existen diversas historias que comunican temas similares, con un mismo estilo. Pero lo que resalta en esta producción son los actores. Seleccionados por su prestigiosa trayectoria, se entregan a los papeles y los interpretan con naturalidad, lo que convierte a la obra en una de las más taquilleras de la calle Corrientes.

LOS VECINOS DE ARRIBA1.doc.jpg

En Los vecinos de arriba las discusiones entre el matrimonio son un motor de carcajadas para los espectadores. El sarcasmo de Julio junto a los reproches de Ana logran lo que buscan: hacer reír desde lo más sencillo y cotidiano. Todo se vuelve aún más cómico una vez que sus vecinos entran en escena y comienzan a agravarse los conflictos, ya que las parejas practican estilos de relaciones totalmente opuesto.

Los reproches son los protagonistas. Los personajes son embestidos por dudas y disyuntivas, que les surgen a lo largo de la ficción. Y, a la vez, logra generar identificación y hasta reflexión en los concurrentes, ya que trata argumentos que pueden acontecer a cualquier ser humano.

Los vecinos de arriba culmina con un previsible pero emotivo final. Un cambio de rumbo en la relación de Ana y Julio, que deja al público con una sonrisa en la cara, y a los más sensibles con una lagrima en la mejilla.

  • Miércoles a viernes 20:30, sábados 20:15 y 22:15 y domingos a las 21, en el Teatro Metropolitan Sura – Avenida Corrientes 1343.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s