Criaturas nocturnas

Por Ignacio Dunand

Los miedos más profundos atacan cuando el sol desaparece y nace la oscuridad. Las historias tenebrosas transcurren bajo el manto que cubre la luz del día. Almas errantes, buscando alguien para no estar desprotegidas. De eso habla Entonces la noche, una historia que atrapa al principio pero que con el correr de los minutos pierde su encanto. El retorno de Cecilia Roth a las tablas desde Una relación pornográfica encabezando una propuesta atrevida que se queda a medio camino de su ambiciosa premisa.

entonces-la-noche_gr1.jpg
Imagen gentileza de Paseo La Plaza

Cuatro son los personajes de la historia: un niño en la búsqueda de su padre desaparecido (Ezequiel Díaz), una mujer trastornada víctima de sus inseguridades (Cecilia Roth), un policía que investiga una serie de asesinatos (Guillermo Arengo) y una prostituta que sobrevive a la realidad siniestra que la persigue (Dolores Fonzi). No hay vínculo entre ellos, pero a todos los une la soledad y los encuentra la noche. La obra teatral, escrita y dirigida por Martín Flores Cárdenas (Entonces bailemos y Othelo), un referente del circuito alternativo, pretende convertirse en un fuerte caballo de batalla. No obstante, la magia de sus éxitos previos no se deja apreciar y el producto final es agridulce. Quizás el autor quería dejar un mensaje desalentador ya que eso transmite la puesta en escena que opta por los tonos sombríos y apagados.

Es importante mencionar que Entonces la noche no es una obra convencional y que, al estar contada con formato de monólogos, puede resultar pesada en algunas ocasiones y con poca dinámica e interacción entre los miembros del elenco. Los parlamentos son muy largos y muy pocas veces tienen un cierre. Es tarea del espectador imaginar cuál es la pieza faltante de cada rompecabezas.

MMM_3417.jpg
Imagen gentileza de Paseo La Plaza

Del cuarteto de actores sobresalen Guillermo Arengo, que brinda una clase de actuación y sostiene el timing para que no decaiga, y una debutante Dolores Fonzi que se calza los tacos para componer una mujer al límite por las decisiones que tomó en su vida. En clave de western, con música folk en vivo y luces envolventes, Martín Flores Cárdenas dibuja esta sociedad posible narrada desde una cruel poesía callejera. Resulta interesante que los empresarios teatrales apuesten a proyectos alternativos y originales, frente al circuito comercial.

En Entonces la noche el vaso queda medio vacío y entre los aplausos finales se vislumbran algunas caras largas. De una cosa se puede estar seguro: aquellos que se sientan desorientados por el experimento teatral que pagaron, podrán congeniar con los personajes, humanos confundidos bajo la penumbra de la noche.

  • Entonces la noche. Dirigida por Martín Flores Cárdenas. Con Cecilia Roth, Dolores Fonzi, Guillermo Arengo y Ezequiel Díaz. Los miércoles y jueves a las 20.45, viernes a las 21, sábados a las 20.15 y 22.15, y domingos a las 20. En el Paseo La Plaza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s