Glitter, luces y muchos colores

Por Brenda Schultz

Más de 12 mil espectadores, múltiples cambios de vestuario y mucho, pero mucho brillo. Todo esto, alrededor de la estrella de la noche: Katheryn Elizabeth Hudson, más conocida como Katy Perry. La cantante se presentó ayer, 11 de marzo, por la noche, en el Club Ciudad de Buenos Aires con su gira mundial Witness: The Tour.

El show se desenvolvió en cinco actos, acompañados por una escenografía y ambientación para cada uno: diferentes looks para las bailarinas, pantallas y plataformas de colores, y proyecciones multicolores. Para complementar, flamencos gigantes, hombres de cabeza con forma de televisión y su compañero, desde el medio tiempo del Super Bowl de 2015, Left Shark (tiburón izquierdo).

2.jpg

“¿Están listos para el mejor domingo de sus vidas?”, exclamó Katy al comenzar el acto introductorio, denominado In The Space. Luciendo una armadura dorada, interpretó canciones de su último álbum, como Roulette y Chained to the Rhythm.

El estadio se hizo negro, se iluminó un ojo gigante y arrancó la segunda parte, Act My Age, en la que recordó sus hits más populares, como Teenage Dream, California Gurls y Last Friday Night (T.G.I.F). Con un traje a cuadros, hizo explotar a los presentes, que gritaron aún más fuerte cuando la artista encendió su top de leds y exclamó: “Caliente y frío”, indicando que Hot N Cold sería la próxima canción. Antes de pasar al siguiente acto, no podía faltar I Kissed A Girl, el tema que lanzó a la compositora a la fama.

2
Acto 2, por Kevin Mazur

Más tarde, Celestial Body, un fragmento en el que el escenario se volvió blanco y negro, e insectos gigantes invadieron el espectáculo. Luego fue el turno de la parte llamada Mind Maze, introspectiva, donde Katy se vistió de plateado, tocó la guitarra acústica en Wide Awake y desplegó alas para Power.

Continuaron los colores y los brillos hasta llegar al último momento, Vídeo Game. Pelotas de básquet gigantes, pacmans y una Katy hiperactiva, con la camiseta de Argentina. Con un estética que recordó los años 80, sonaron Part of Me, Swish Swish y Roar.

1.jpg

Para concluir el espectáculo, su himno, Firework que fiel a su nombre terminó con un sinfín de fuegos artificiales. Glitter, luces y colores representan, en pocas palabras, el show de Katy Perry.

4.jpg
Imagen de Leo Ramallo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s