El dinero como medida de todas las cosas

Por Ignacio Dunand

“¿Qué preferís? ¿Cien mil dólares ahora o un millón dentro de 10 años?”, es el interrogante que mueve los hilos de El test, la nueva pieza del catalán Jordi Vallejo llevada a la escena nacional por Daniel Veronese. Esta comedia de alto impacto y ritmo veloz cuestiona la moral y la ideología del público, incitándolo a tomar una posición u otra. Las (des)ventajas de la codicia humana.

187-foto

Antonio (Carlos Belloso), un ambicioso financista, es el anfitrión de la cena. Paula (Viviana Saccone) y Héctor (Jorge Suaréz) son sus invitados, una pareja de amigos atravesada por la crisis económica. El dinero no alcanza para cubrir los gastos del bar de Héctor y Paula trabaja en una ONG que ayuda a seres necesitados. Las deudas se acumulan y necesitan una suma imposible de conseguir para terminar con sus problemas. A la reunión se les unirá Berta (María Zubirí), famosa psicóloga, consejera televisiva y la irritante novia de Antonio. Estos cuatro personajes debatirán acaloradamente cuando Antonio le proponga a Paula lo siguiente: “¿Qué preferís? ¿Cien mil dólares ahora o un millón dentro de 10 años?”. Esto será el inicio para encender una maquinaria repleta de dudas y contradicciones internas.

El test es una obra inteligente que sigue la línea de I.D.I.O.T.A (también de Veronese) y El crédito, dos comedias con el dinero como motivación y problema. Los cuatro personajes son inseguros, tienen ambiciones propias y esconden una oscura codicia que los delata frente a sus amigos. La particularidad de esta obra teatral es que no deja indiferente al espectador, lo pincha para que se pregunte: ¿y yo qué haría? No hay respuestas erróneas, solo una invitación al autoconocimiento. ¿Hasta dónde llegaríamos por dinero? Preguntas sin respuestas cantadas.

Carlos Belloso interpreta a un dandy que, económicamente, ha triunfado. Su soltura en la interpretación funciona y lo acompaña un elenco que le suma calidad a la propuesta. Aún en los momentos tensos se percibe que los actores disfrutan haciendo la obra. Estos cuatro amigos dejan entrever sus verdaderas intenciones, movidos por el deseo o por los sentimientos. Jorge Suaréz protagoniza los momentos más delirantes, Viviana Saccone la más emocional y María Zubirí, en un rol medido, aporta ribetes necesarios para condimentar esta historia picante.

Sobre el final las cartas son un poco pesimistas. ¿Qué compra el dinero?, ¿amor?, ¿amistad? En cierta medida, la plata corrompe al ser humano y a las relaciones afectivas. A veces, el egoísmo triunfa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s