Ejercicios fantásticos del yo: “Tengo en mí todos los sueños del mundo”

Por Ignacio Dunand

El Teatro Coliseo recibe al mexicano Gael García Bernal para transformarse en Fernando Pessoa, considerado el poeta de habla portuguesa más brillante, y así encabezar Ejercicios fantásticos del yo bajo la dirección del aclamado Nelson Valente. A Gael lo acompaña un notable elenco para entrar en la maravillosa (y retorcida) mente de Pessoa a lo largo de 27 horas de su vida. Una experiencia única y un vistazo al mundo creativo que llevó a la construcción de Tabaquería y El guardador de rebaños, los poemas portugueses más recitados.

Resultado de imagen para ejercicios fantasticos

En 27 horas claves la vida de Fernando Pessoa (1888-1935) dio un giro que lo marcó eternamente: ese día perdió a Ofelia (Vanesa González), el amor de su vida, perdió a su editora inglesa (Rita Cortese) y su existencia pareció deshacerse en pedazos. Cuando se acabaron las botellas de ron y sucumbió ante la desesperación, alcanzó el punto culmine en su obra. En la travesía lo acompañaron sus heterónimos, distintas versiones del yo dotadas de características y nombres autónomos, cuya tarea fue irrumpir en la vida de Pessoa con sus poéticas cosmovisiones individuales. Ricardo Reis (Fernán Mirás), Álvaro Campos (Martín Slipak), Bernardo Soares (Javier Lorenzo) y Alberto Caeiro (Lucas Crespi) son las manifestaciones más famosas de Pessoa que conviven en su mente. Se sabe que Fernando Pessoa tenía 72 personalidades diferentes.

Con una estética cinematográfica, Ejercicios fantásticos del yo es una pieza acertada acerca del fracaso y el éxito, y los vaivenes entre ambos. En ocasiones resulta filosófica, pero eso es un condimento extra que le suma a la riqueza de los diálogos. Una figura como Gael García Bernal en la marquesina de un teatro vende la entrada. La calidez con la que interpreta al poeta capta la mirada de la platea atenta a cada detalle. En sintonía con él, la dupla Fernán Miras y Martín Slipak es lo más disfrutable de la obra. Ricardo Reis y Álvaro Campos, tan distintos y tan iguales a la vez, son una decisión acertada de Nelson Valente, conocido por la enigmática El loco y la camisa. Esta es su primera incursión en las grandes ligas.

Los recursos escenográficos son otra de las victorias de la puesta. Valente opta por pantallas que simulan exteriores, instalan ficticios desplazamientos y le aportan belleza visual a la historia. Desde el canto de los pájaros al traqueteo de una locomotora los sonidos son precisos y envolventes. En conjunto, Ejercicios fantásticos del yo empieza como una excusa para ver a Gael García Bernal y termina como una obra de dramaturgia potente y un claro mensaje: no existen límites para la creación.

  • Ejercicios fantásticos del yo. De Sabina Berman y dirigida por Nelson Valente. En el Teatro Coliseo (Marcelo T. de Alvear 1125). Jueves y viernes a las 21 y sábados a las 20.30 y 22.30hs. Entradas desde $300.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s