Tierra Partida: de dónde venimos y hacia dónde vamos

Por Ignacio Dunand

La grieta se convirtió en un tema de discusión y debates morales e ideológicos que atraviesan a todo el país. En forma de metáfora, Tierra Partida. Lo demás no importa nada explora la historia de nuestros orígenes y emprende la difícil misión de hacer reír a base de las miserias que tenemos como sociedad. Altas dosis de humor crítico se pueden esperar de la puesta de Marcos Arano, que ofrece teatro clown innovador. De visión obligatoria para quienes deseen replantearse el inicio de la famosa y popular división que nos partió al medio.

TIERRAPARTIDA1626_poster.jpg

De la mano de dos simpáticos historiadores comienza este recorrido. La generación del 37, Rosas, Dorrego, Rivadavia, Sarmiento, unitarios y federales, el voto femenino, el fraude electoral, la constitución nacional, los pueblos originarios y la dictadura, son los momentos elegidos. La historia y la actualidad se escriben continuamente y para narrarlas no existe la objetividad. Batallas, sexo, violencia, muerte, heroísmo y fechas gloriosas para la patria son los hilos que mueven a Tierra Partida y es imposible no sentirse cautivado por este relato épico lleno de narices rojas y música pegadiza.

Hacer una obra es complicado y dirigir a un grupo numeroso también lo es. La creación de Marcos Arano es exitosa y la elección de la compañía Malvado Colibrí para los protagónicos es una decisión acertada. Estos actores irradian energía y sorprenden en cada uno de los segmentos. Al equipo lo acompañan músicos en vivo que le suman puntos al espectáculo. El texto de Arano y Gabriel Graves es punzante y agudo, sin dejar de lado el humor y los elementos de comedia musical presentes. Hay instancias de intercambios con el público que lo incomodan (en el buen sentido de la palabra) y lo sacan de su zona de confort. Tierra Partida rompe la barrera entre escenario y platea, y sacude a más de un desprevenido.

21369135_344411876017608_7801783896267460158_n

Tierra Partida. Lo demás no importa nada es un ejercicio para descubrirnos como seres políticos y autónomos. Es una crítica al sistema y a las personas que nos gobiernan. En clave de sátira, nos recuerda que a veces las divisiones construyen y producto de ellas, hoy somos quienes somos. La historia de nuestro país está marcada por avances y retrocesos que parecen repetirse en forma cíclica. Esta perspectiva abrumadora se presenta de manera tan divertida que es imposible no aplaudir al menos en alguna ocasión.

  • Tierra Partida. Lo demás no importa nada. Dirigida por Marcos Arano y protagonizada por la compañía teatral Malvado Colibrí. En el teatro La Carpintería (Jean Jaures 858), los viernes, a las 22 hs.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s