Las calles de Asunción están llenas de risas y tesoros

Por Tomás Onorato

La dupla Maneglia – Schémbori vuelve a la pantalla grande con la flamante Los Buscadores, presentada el martes pasado en el cine Atlas Paseo Alcorta, en presencia del elenco y su equipo. Una entretenida aventura que rememora los recursos de su exitosa película 7 Cajas y, a la vez, mantiene el espíritu de retratar los rincones de Paraguay. La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Paraguay ya anunció su nominación para los premios Oscar.

digi.jpg

Cuentan las leyendas -ahora también las cámaras- que durante la guerra de la Triple Alianza (1864 – 1870), los soldados paraguayos escondían objetos de valor bajo tierra para evitar el saqueo de las fuerzas argentinas y brasileras. A causa de ello, nacieron los buscadores de plata Yvyguy (plata enterrada, en guaraní).

Casi 150 años después, un adolescente del barrio de Chacarita, Asunción, conocerá el mundo de los buscadores. Manu, interpretado por Tomás Arredondo, recorre las calles de uno de los sectores más carentes de la capital. Sin embargo, heredará un mapa de su abuelo, que lo enviará a una aventura llena de peligros, planes amateur y un romance inesperado.

Tana Schémbori y Juan Carlos Maneglia irrumpieron en la industria internacional en 2013 cuando estrenaron su primer largometraje, 7 Cajas. En esa persecución por las acaudaladas calles del mercado de Asunción, los realizadores guaraníes fueron ampliamente reconocidos por su narrativa.

Su nueva obra no pierde esa particularidad. Mientras Manu recorre el barrio que esconde un tesoro, distintas tomas refrescan la mirada del espectador. Lo más notable son las perspectivas particulares: imágenes desde el punto de vista de una bici o de un cofre, al estilo de Vince Gilligan, mezcladas con vistas simétricas encuadradas como con la regla de Wes Anderson.

A la narrativa tan entretenida se le suma otro elemento: la comedia. En los primeros dos actos, abundan durante las charlas entre el protagonista y su amigo Fito, interpretado hábilmente por un natural Christian Ferreira. Cada personaje tiene sus intervenciones que abren un paréntesis en la tensión de lo desconocido. Destaca entre ellos Cecilia Torres, en cada indiferencia, cada charla con su hermano transexual, entre otras.

Finalmente, Los Buscadores se nutre de la identidad paraguaya, un rasgo siempre presente en la obra de Schémbori y Maneglia. El film solo deja de denunciar la decadencia del barrio de la Chacarita, para deslumbrar con las pequeñas bellezas culturales que aún logran mantenerse gracias a la comunidad. Los protagonistas hablan en jopará, una mezcla entre castellano y guaraní, típica de Asunción.

Los espectadores se funden con el pueblo paraguayo, al punto de reír ante una situación que se siente genuinamente propia. La comedia, la acción y hasta el romance se encuadran en estéticas dinámicas, sin fallar en su belleza. Los Buscadores ya tiene tres nominaciones en eventos internacionales, entre ellos los Premios Platino, y todavía pueden esperarse muchas más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s