Xavier Legrand se presenta como director mostrando el divorcio a flor de piel

Por Tomás Onorato

El actor francés Xavier Legrand debuta como realizador en la pantalla grande con su primer largometraje, Custodia compartida (Jusqu’à la garde, en su idioma original), una continuación de su anterior trabajo detrás de cámara, que le valió una nominación a “Mejor cortometraje”.

unnamed

La película francesa, ganadora del premio del público en el Festival de San Sebastián, retoma la historia de Antes de perderlo todo (Avant que de tout perdre). En el corto, una madre se ve obligada a huir de casa con sus dos hijos, tras el constante acoso de su violento marido. Esta vez, el actor de Los amantes regulares (Les amants réguliers) decide poner foco en la decisión de la Justicia francesa sobre la custodia de Julien, el hijo menor. Tras el veredicto de custodia compartida, el pequeño es sentenciado a pasar los fines de semana con su agresivo padre.

Como es costumbre en las películas de Francia, la riqueza del film se encuentra en las relaciones. Sin embargo, el lento y tortuoso camino que recorrerá esta familia posee la misma adrenalina que una película de acción hollywoodense.

Bajo elementos cotidianos, tanto en Francia como en Argentina, Custodia Compartida avanza de un drama judicial a una especie de suspenso criminal. Para ello, se dota de actuaciones dolorosamente realistas, como es su extensa primer escena en el despacho de la jueza.

unnamed (1)

Denis Ménochet interpreta a Antoine, un inestable padre atrapado en la ira de perder a su familia. Es curioso que el actor ganó su reconocimiento a nivel mundial en otro papel paterno: Perrier LaPadite, en Bastardos sin gloria, de Quentin Tarantino. Sin embargo, a pesar de ser el antagonista de esta persecución emocional, es también quien protagoniza la trama. Mientras busca controlar con gritos y silencios lapidarios, su rostro llora de forma tácita que su hijo ya no lo ame.

Por otro lado, la joya de esta ópera prima es Thomas Gioria (Julien). El muy joven actor no deja pasar una escena sin dar un abanico de emociones impresionantemente realistas. Pasada la mitad de la película, se vuelve protagonista con sus llantos llenos de furia e impotencia, su incomprensión de la realidad y un muy bien logrado enigma sobre el amor instintivo a su padre.

Custodia compartida se suma a otras películas de denuncia sobre la sociedad, a nivel local por el veredicto de la Justicia y universal por la violencia doméstica. Xavier Legrand, ganador del León de Plata en el Festival de Venecia, gracias a este trabajo, muestra la realidad de muchas mujeres con respeto desde el inicio, hasta una de las mejores escenas del género criminal de los últimos tiempos.   

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s