La realidad del viejo continente se va de viaje por el país

Por Tomás Onorato

Luego de una semana en Buenos Aires, el Festival de Cine Europeo se muda a las provincias del interior con entrada libre y gratuita. Con él, llegan 11 películas y 12 cortos de autores de 13 países del viejo continente cuya consigna será mostrar la realidad de su tierra, según anunció la embajadora de la delegación de la Unión Europea en Argentina, Aude Maio-Coliche.

80C8A536-3D56-43BA-B2E9-1956D4040A94.png

Durante el cierre de la edición número quince en Buenos Aires, la directora del Istituto di Cultura Italiano, Donnatella Cannova, presentó este “objetivo muy ambicioso” de llevar a seis ciudades las películas que representan la consigna “Europa Hoy”. Estuvieron presentes representantes de los 13 países que integran el festival, entre ellos, el embajador austríaco en Argentina, Johannes Christoph Meran.

Los siguientes destinos en la lista del Festival de Cine Europeo son:

  • Tucumán, del 31 de mayo al 3 de junio.
  • Mendoza, del 5 al 9 de junio.
  • Córdoba, del 30 de julio al 3 de agosto.
  • Rosario, del 2 al 5 de agosto.
  • Ushuaia, del 28 de agosto al 2 de septiembre.
  • Mar del Plata, del 5 al 8 de septiembre.

 

 

El dolor de no decir y la gracia de los que hablan demás

En el marco del anuncio, se proyectó la representante italiana en el festival, Fuocoammare (Fuego en el mar, en español), nominada al Oscar por “Mejor Documental” en 2017. Antes de apagar las luces, el crítico Néstor Tirri adelantó: “Este film tiene algo que no tiene ninguno de los noticieros que muestran el desembarco semanal de inmigrantes. Si se le puede aplicar un rótulo, es una película antropológica y humanitaria, una fusión de lo documental con el neorrealismo tradicional aggiornato”.15304312_252292958521460_448879291706577874_o.jpgFuocoammare relata el día a día que viven los habitantes de Lampedusa, una isla en el medio del mar Mediterráneo. Desde 2014, la rutina de este tranquilo pueblo pesquero se vio intervenida por la inmigración masiva de refugiados africanos.

Como relata el documental ganador del Oso de Oro en Berlín, cada semana, oficiales italianos deben aventurarse al rescate de barcos hacinados con hombres, mujeres y niños enfermos o desvanecidos.

El director de Fuocoammare es Gianfranco Rosi, un ciudadano italiano nacido de Eritrea, en el este de África. A los 12 años, fue separado de sus padres y llevado a Europa para escapar de la guerra de Independencia. Quizás por eso, el realizador entiende de forma tan intrínseca el drama inmigratorio en Lampedusa.

La película se divide en dos historias protagónicas. En primer lugar, la de las miles de personas que llegan con su último aliento a las manos de la marina italiana y, en segundo, la de Samuele, un niño muy cómico obsesionado con las armas. En ambas, el foco se pone en la comunicación. Los inmigrantes desesperados se encuentran en constante conflicto comunicativo con quienes intentan resctarlos, mientras los oficiales no tienen demasiado interés en entenderlos. En contraste, Samuele tiende a hablar por montones, además lo hace como un adulto italo-argentino, desvergonzado y fraternal.

Una obra maestra a la hora de mostrar de forma genuina la vida cotidiana se encuentra con el relato del dolor de quienes no tienen destino. Con foco en lo que no se puede decir, y en lo que decimos de más, Rosi enmarca una de las realidades que más preocupan a los europeos en la actualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s