Una vez más, Noferini

Por Martín Raschinsky

FOTO 1

De Florencia a Buenos Aires sin escalas, Stefano Noferini vuelve a este lado del Río de la Plata para presentarse en The Bow el próximo sábado 2 de junio. Traerá, entre otras cosas, su último sencillo Masanan, que mezcla un poco de su histórico minimal con un groove metálico para condimentar una noche que por sobre todo promete mucho, pero mucho techno.

A sus 57 años Noferini no se baja del avión y sigue recorriendo el mundo para que cuerpos amantes de la música de todo el mundo, no dejen de moverse al ritmo de un kick groovero y, a veces, un poco oscuro. Oriundo de Florencia, comenzó a sembrar su carrera en los años 70 y 80 en Italia: primero en algunas discos de aquella ciudad, después se volvió el residente del histórico Titilla. Luego, comenzó a repartirse en fechas a lo largo de todo el país.   

Ineludible cuando se habla de la escena del techno y el tech house, el artista ha sabido presentarse con innumerables DJs de la escena del under y la comercial. Asimismo, productores y productoras de renombre como Stephan Bodzin y Nicole Moudaber (dos bombas, si se permite el atrevimiento) produjeron en las salas del sello Deeperfect, fundado en 2003 por Noferini.

La concreción de su productora fue uno de los primeros podios que alcanzó una carrera que comenzó a marcar la diferencia en los años 90, cuando decidió partir desde las tierras itálicas hacia Alemania. Como no podía ser de otra manera, a Berlín.

¿Otros podios? Alcanzar, con el sencillo Push n’ Pull, el número uno de la “Dance Club Songs List”. Una lista que semanalmente publica la renombrada revista Billboard donde se da a conocer la canción más escuchada en las discotecas estadounidenses. Producir más de 500 sencillos con su sello, de artistas de variado tamaño y diversas escenas.  

Foto 2

La trayectoria de Noferini ciertamente es muy variada y tocó casi todos las aristas que encierran al techno, al tech house y al minimal. Y si no, escuchen From here to the moon, su primer disco, lanzado en 1996: una hora de música electrónica experimental con una intro que nada tiene que envidiarle al soundtrack de Interestelar, y que continúa con un techno más que ejemplar de los ásperos años noventa.

Como todo DJ posee un programa de radio: Club Edition, el cual es reproducido por 110 emisoras en más de 15 países.

Fanático del funk y, particularmente, de Prince, Noferini es un habitué de Argentina: desde clubes en Capital Federal hasta Pueblo Límite en VIlla Gesell, el artista comenta que le gusta Latinoamérica porque aquí “les gusta mi sonido hot, es decir, la cantidad de percusión que utilizo en mis grooves”.

Una fecha bailarina y conguera espera este sábado al lado del río. Noferini tiene esa capacidad de, con su música, tocar en lo más primitivo de las personas y hacerlas sentir la necesidad de bailar, bailar y bailar.

Foto 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s