El frío del mar (y del tiempo)

Por Juan Pablo Manrique

Las olas es una película que se dedica a una sola acción constante: jugar con absolutamente todo. Aprovechando el paisaje uruguayo al extremo, refleja la vida por épocas en ciudades costeras, donde un personaje anclado en varias historias y tiempos, Alfonso, recorre como guía espiritual, y a veces objeto de burla, las narraciones de un sinfín de personajes.

unnamed.jpg

La fotografía de la película es el punto más fuerte. Las imágenes del mar parecen todas distintas, dando la sensación de cambios de tiempo. Alfonso emerge del mar en algún lugar e interactúa con gente que conoce. Como si fuera de aquí y de allá; Nicolás Soto Díaz y Germán de León (fotografía y cámara) se hacen un pícnic de imágenes cautivantes.

El protagonista tiene un dejo de inocencia que lo involucra en situaciones grotescamente incomodas, como si se tratara de un sapo de otro pozo, hiperactivo. Siempre en una atmósfera de diversos tipos de sensualidad y sexualidad, dependiendo el arco narrativo espacio temporal que atraviese.

Peli 1.png

Sus historias parecen recorrer y recordar todos lo que vivió en diversos lugares de la costa uruguaya: desamores, errores, historias de terror de la infancia y sus jerarquías y fantasías truncas. El sonido tiene, por momentos, dejos lyncheanos, que transmiten la sensación de estar siendo parte de una irrealidad, una conjunción de sueños conectados y no una progresión lógica. Los colores le dan la épica del realismo mágico y los títulos fundidos a negro como separadores dan la sensación de fraccionamiento.

El guión (de Adrián Biniez) tiene una consistencia que materialmente podría ser adjetivada como “de fierro”. La idea se sostiene de punta a punta de la película, en un círculo irregular en su recorrido, pero perfecto en su circunferencia, cumpliendo la regla geométrica que tan presente está en el mundo del cine.

Alfonso Tort desconcierta con su interpretación, a tal punto que el espectador no puede dejar de mirar la próxima escena, esperando por fin armar el rompecabezas. Una película que vale la pena experimentar y una propaganda descomunal de Uruguay como paisaje protoparadisíaco. (Traducción: si no te dan ganas de ir a alguna de esas playas que ves en pantalla, no tenes sangre en las venas).

Ficha técnica:
Ficción, Color, 88
Guión y Dirección: Adrián Biniez
Casa Productora: Mutante Cine
Producción Ejecutiva: Fernando Epstein – Agustina Chiarino
Coproductor: Campo Cine / Nicolás Avruj – Diego Lerman
Fotografía y Cámara: Nicolás Soto Díaz – Germán De León
Arte y Vestuario: Alejandro Castiglioni
Sonido: Daniel Yafalian
Montaje: Alejo Moguillansky
Música Original: Estupendo
Reparto: Alfonso Tort, Julieta Zylberberg, Fabiana Charlo, Victoria Jorge, Ilana Hojman
Con el apoyo de: ICAU, INCAA, MVD Socio Audiovisual, Cine en Construcción – Festival de San Sebastián 2016.
Participación en: 65 Festival Internacional de San Sebastián sección Horizontes Latinos, septiembre 2017, Festival do Río de Janeiro, Chicago International Film Festival, Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s