Entrevista a Mirta Romay, creadora de Teatrix

Por Sol Bonato

Cada día se descubren y se inventan más posibilidades para darle nuevas utilidades a Internet, en diferentes áreas: películas, series, videoclips, documentales, deportes o noticias. Sin embargo, el teatro es una de las pocas disciplinas que todavía se resiste a ser consumida fuera de la sala, al menos hasta ahora.

Desde fines de 2015, Teatrix se consagra como el Netflix de las obras teatrales. La plataforma de streaming creada por Mirta Romay ya superó los 4 mil suscriptores y se encuentra disponible para iOS y Android. Sin embargo, la idea de consumir teatro a través de una pantalla es inquietante. ¿Acaso la esencia de las obras no las transmite el espacio, la escenografía, el público en su conjunto? ¿Es posible disfrutar del teatro sin estar presente en la sala? Las tecnologías, claramente, vienen marcando un camino disruptivo; permiten abordar propuestas que antes eran imposibles. “El teatro fue transmitido desde el teléfono, pasando por la radio y la TV, pero ninguno de estos medios era apropiado para su disfrute”, afirma la hija del fallecido empresario teatral, Alejandro Romay.

20180717_160043.png

¿Cómo surgió la idea de crear Teatrix?

La situación de la TV tuvo que ver con los costos y la audiencia. No se podía sostener un emprendimiento de baja audiencia y altos costos, como lo es filmar en directo una función. En cambio, hoy se pueden desarrollar con plataformas de SVOD (Subscription Video On Demand) y atender a una población que gusta del teatro. Es un nicho de amantes de las artes escénicas que, por diferentes motivos, no puede asistir o desea volver a ver presentaciones numerosas veces. Este es el contexto en el que Teatrix se desarrolla, con una creciente demanda de contenidos audiovisuales de calidad. Luego, hay motivos personales y profesionales que me dieron la posibilidad y las ganas de llevar este proyecto adelante.

Existen diferencias entre presenciar una función de teatro y verla por medio de una plataforma, ¿el objetivo de Teatrix es la expansión del teatro en todas sus formas?

El teatro, por definición, es una experiencia personal, única y viva. Sin embargo, la posibilidad de poder filmar en una calidad que conserva su esencia y poner a disposición del público, de manera democrática e inclusiva, al hecho teatral, son dos cosas muy diferentes y valiosas. El teatro es humanizador y está desde el origen de la civilización. Es verdaderamente un movimiento de resistencia a una cultura light que necesitamos, para no quedar encerrados en un presente vacío.

teatrix

¿Crees que ésta globalización tecnológica beneficia a las artes escénicas?

En la medida en la que pueda difundirse una obra, y dar a conocer trabajo y arte, claro que sí. Lo hicieron con las pinturas y con los museos, entonces no veo por qué no puedan beneficiarse las artes escénicas con esta posibilidad y oportunidad. Sin embargo, llegó un poco tarde, ya que culturalmente estamos atravesados por la TV y el cine, cada vez más lejos de la literatura. Pero quizás apareció en el momento que más lo necesitamos, ya que es todo muy incierto en relación a la transformación cultural que se está dando en el consumidor, el hecho de vivir y tratar de dar respuestas a todo.

¿Qué tipos de obras ofrece la plataforma? ¿Es posible que haya más producciones comerciales que indies o independientes?

Las obras son muy variadas y tratamos de elegirlas para crear una marca y modelar una audiencia. Hay de todo, comerciales, del circuito off-Broadway y de otros países; pero siempre de alta calidad. La idea es que la gente tenga una alternativa a las series y el cine, que hoy dominan el mercado.

¿Cómo hacen para seleccionar y conseguir las obras extranjeras?

Somos pocas las plataformas de teatro que existen, y tenemos vínculos que nos ayudan a aumentar el catálogo entre nosotras. Por ahora, es un mundo mucho más cooperativo que competitivo.

En base a lo técnico, ¿cómo se filman las obras y cómo es el proceso de edición?

Las obras las seleccionamos y acordamos con sus productores, bajo una ingeniería legal que fue nuestro primer trabajo antes de desarrollar la plataforma. Luego, con respecto a la filmación, se las estudia en base al registro de una cámara, se determina cuántas cámaras vamos a usar según la puesta en escena, y se analiza el tema de luces y sonido, que luego va a pasar a la parte de edición y postproducción. Hoy tenemos más de 80 obras de la cartelera porteña y más de 400 contenidos free como entrevistas, backstages o trailers, que están libres y se pueden ver de manera gratuita.

¿Hay predisposición de las obras para filmarse?

Desde que comenzamos en el 2015, hasta hoy, cada vez hay mayor disposición. Los productores ya tienen conciencia de que deben comenzar a filmar sus obras, también como una forma de difusión. Está bueno, porque antes llamábamos nosotros para ofrecerles el servicio y ahora nos llaman ellos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s