Una comedia romántica sin amor empalagoso

Por Sol Bonato

El director italiano Silvio Soldini vuelve a utilizar personajes no videntes, luego del documental Per altri occhi (2013), en una nueva película inundada de condimento europeo. Con la premisa de que “el amor lo supera todo”, logra filmar una comedia romántica sin caer en la categoría de amor empalagoso: L’amore con te (Il Colore Nascosto delle Cose), estrena en todas las salas el 26 de julio.

unnamed (1).jpg

Todo arranca con una larga escena de diálogo, sobre la oscuridad de la pantalla. Resulta ser que se trata de un museo sensorial, en donde la experiencia puede ser tanto para personas videntes o no videntes. Allí se encuentra Teo (Adriano Giannini), que cumplió un recorrido a oscuras con sus compañeros. Su guía es, justamente, Emma (Valeria Golino), una osteópata que no puede distinguir los colores, o los rostros, pero sí a las personas por su esencia. Teo es un hombre acostumbrado a huir de sus sentimientos; trabaja en una agencia de publicidad y, aunque está de novio, no se priva de conseguir una amante. No aborda el pasado ni las relaciones con su familia, hasta que vuelve a encontrarse con Emma, quien, después de varias idas y vueltas, logra enseñarle el verdadero color de las cosas y, en un diálogo entre los protagonistas, ella lo afirma: “Trato de imaginar de qué color son las cosas, nosotros somos ciegos a las cosas que no vemos y no podemos basarnos en las apariencias”. Ella ve escuchando, tocando y sintiendo.

Si hay algo que se destaca en el cine italiano es la capacidad para filmar una película romántica sin caer en lo cliché o cursi. L’amore con te cuenta con un guión entretenido, lleno de humor, y los paisajes logran acompañar y reflejar un escenario de romanticismo por sí solos.

Sin título.png

Valeria Golino brilla en este personaje con una naturalidad muy bien manejada. “Me di cuenta de que la gente que no ve tiene menos prejuicios. La vista nos lleva a juzgar, para escanear inmediatamente el siguiente paso, que es decidir una serie de cosas sobre las personas. Conocer a alguien, si ese individuo no ve, es muy diferente. Por primera vez en la vida, Teo no se siente juzgado, se siente libre de ser él mismo. Anteriormente, hice un documental sobre ciegos, y conocí parejas en las que uno de ellos veía y el otro no. La idea me vino de esos encuentros; uno me dijo que vio la película Pane e tulipani, sabiéndolo, entonces entendí que es posible ver sin los ojos”, así explicó el director la idea de filmar Il Colore Nascosto delle Cose.

Con una estructura lineal y sin sorpresas, la película sigue un hilo tradicional, sin ir fuera de lo común y con la receta del típico final hollywoodense: el hombre que parece ir de fiesta con su vida pone los pies sobre la tierra cuando conoce a una “mujer diferente”. Sin embargo, aunque el trabajo de Soldini no inspira lástima en el personaje de Emma, logra catalogarla en esa especie de salvadora de las comedias románticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s