El ángel: en la mente del asesino

Por Ignacio Dunand

maxresdefault.jpg

Historia de un clan, aquel famoso unitario que recorrió los crímenes de Arquímedes Puccio y su familia, elevó la carrera de Luis Ortega e instaló una nueva moda: los personajes más escabrosos de la Argentina cobraron popularidad y se transformaron en un material jugoso para adaptaciones. Ahora llegó el turno del asesino serial más famoso por nuestros pagos, Carlos Eduardo Robledo Puch. Con asesoría en guión del cronista especializado Rodolfo Palacios, El ángel es un retrato elegante y exquisitamente construido. Ortega logró una película equilibrada que navega por las zonas más inhóspitas de un monstruo popular, un ángel de la muerte oscuro y retorcido bajo una máscara aniñada y carilinda.

El debutante Lorenzo Ferro (hijo del actor Rafael Ferro) se pone en la piel de Carlitos Robledo Puch, un joven delincuente impulsivo, de familia humilde y laburante que, pese a sus 19 años, se ve seducido por el mundo del robo y los asesinatos. Y realmente lo disfruta, la pasa bien, baila y se vanagloria con sus hazañas. En su travesía se suman algunos compinches de turno que marcarán su vida, en especial Ramon (Chino Darín) con quién desarrollará una relación de idolatría mutua, homoerótica por momentos pero estrictamente criminal en otros.

Ortega se suma a las hipótesis que se barajaron con la detención de Puch y juega con ellas abriendo el abanico de posibilidades. A su vez, dota de humanismo a la bestia logrando resultados sofisticados: Lorenzo Ferro trabaja en los matices de su personaje, que puede ser simpático pero a la vez un asesino a sangre fría. El reconocimiento es doble para Ferro que, en su primer papel y sin conocimientos sólidos de actuación, se luce en toda la cinta. Para destacar sus miradas de maníaco angelical y el parecido físico con Robledo.

715x402_PRV120518-008F02

La década de los ’70 está cuidadosamente trabajada en El ángel y nada está librado al azar, desde el vestuario a los escenarios, pasando por los acordes de El extraño de pelo largo, interpretado por La Joven Guardia. A todos estos aciertos se le suma un elenco de figuras notables como Mercedes Morán, Daniel Fanego, Luis Gnecco y Cecilia Roth, como la madre de Carlos. Luis Ortega armó un equipo de lujo en dónde todo funciona de manera aceitada. Hay química, buena onda y años de trayectoria actoral en 117 minutos.

Ortega creó una película destinada a convertirse en un nuevo clásico del policial argentino. A veces no hace tanto hincapié en los hechos ya sabidos y opta por contar el lado B de la historia. Y esa decisión clave podría no haber funcionado en otras manos pero, acá, enriquece el drama personal de los protagonistas: son humanos complejos luchando contra lo más oscuro de sus corazones. Algunos ocultan, otros lloran, también están los que matan.

Puntaje: 8

  • El ángel. Dirigida por Luis Ortega. Con Lorenzo Ferro, Chino Darín, Mercedes Morán, Daniel Fanego, Luis Gnecco, Peter Lanzani y Cecilia Roth.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s