Un grito de hartazgo

Por Evelyn Cantore

Desde hace siglos, a las mujeres se les negó la posibilidad de desarrollarse y de elegir, se las limitó a ser amas de casa, madres, “el regalo más hermoso”, es decir, adornos. Mamita! es un baldazo de agua fría que invita a reflexionar.

Veintidós actrices y bailarinas lo dejan todo en el extenso escenario del Galpón de Guevara, en el barrio de Chacarita. Están todas, las que viven para la limpieza de sus hogares, las que sólo se limitan a soñar con casarse, las alienadas que sólo buscan ser imagen y semejanza de lo que la belleza hegemónica impone. Y nace la angustia; la angustia por las que ya no están.

Abrir los ojos ante un panorama que normaliza a las mujeres como objetos serviles y propiedad de los varones no es tarea sencilla, mucho menos cuando hay un bombardeo verbal en las publicidades que se la pasan diciendo cómo tienen que verse: no tengas celulitis, ni pelos, ni acné, ni manchas en la piel, ni arrugas, ni kilos “de más”, sé una muñeca “perfecta” y no molestes. 

FOTO 1.jpg

En la obra, la liberación surge cuando comienzan a salir de un baúl y se deshacen de todo aquello que nunca fue propio de ellas, sino lo que la sociedad dijo que debían ser. Una escena tan fuerte como emotiva, que implica que ya no hay vuelta atrás, que el miedo se esfumó y las ganas de sacarse las cadenas opresoras son más grandes. 

Sol Gilgiorri, directora, describe de este modo su obra: “Soy yo y mi mamá. Y las hijas que aún no tuve. Son mis amigas. Y tus hermanas. Puede ser tu madre, o la mujer que alguna vez amaste. Al fin y al cabo (o al principio) todos fuimos gestados en un vientre de mujer”.

FOTO 2.jpg

Cada momento es representado con coreografías de técnica clásica y contemporánea, realizadas por Gilgiorri (que, además de directora, es autora del guión) y muy bien ejecutadas por todo el cuerpo de baile.

Mamita! deja temblando al público, incómodo, enfurecido, que también rompe en llanto y el dolor en el pecho es inevitable, porque el patriarcado aún gobierna el mundo. Es una obra necesaria para generar conciencia colectiva, que incita a salir del baúl y unirse a la lucha. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s