Rojo: el origen del mal

Por Ignacio Dunand

Si hay algo que en Rojo marca un salto de excelencia es la capacidad de dejar sin aliento al espectador de principio a fin. La atmósfera de las primeras escenas advierte un recorrido sombrío, perturbador. Un filme inusual a los cánones del cine argentino, enmarcado en un retrato de violencia y muerte. Con el impecable Dario Grandinetti a la cabeza, no es desacertado calificarla como la mejor película del año.

ePEfw_qKG_930x525__1.jpg

Luego de su paso por el Festival San Sebastián (ganó los premios Mejor Dirección, Mejor Actor para Grandinetti y Mejor Fotografía) y Toronto, la película de Benjamín Nashtat llega a Argentina para situarnos en 1975, año antesala para la última dictadura cívico militar. En este clima social transcurre la realidad de una familia de clase media, atravesada por un asesinato. Rojo puede ser vista como un policial con tintes de western o como una radiografía de la época más negra del país: hay detalles minuciosos que ayudan a crear la hostilidad de los escenarios, necesaria para el climax de suspenso buscado.

Hay un misterio, una muerte, una estafa y un detective que coexisten en el mismo universo retorcido. A Dario Grandinetti se le suman Andrea Frigerio, Diego Cremonesi y -en un papel tenebroso para el recuerdo- el chileno Alfredo Castro. Con Rojo, Nashtat elevó la vara de lo ambicioso y lo consiguió: hay equilibrio y una estética cuidada (desde el variado archivo de míticas publicidades a los paisajes sobrecogedores, pasando por un desfile de bigotes prolijos) que enaltecen la propuesta en un juego visual magistral.

En medio de la degradación social circulan los protagonistas cargando culpas manchadas de sangre, bañados por la luz roja del eclipse. Imponentes ante la presencia del vértigo y débiles ante la humillación. Benjamín Nashtat se da el lujo de producir una película tan disfrutable como angustiante.

Puntaje: 10

  • Rojo. Guión y dirección: Benjamín Naishtat. Elenco: Dario Grandinetti, Andrea Frigerio, Alfredo Castro, Diego Cremonesi, Laura Grandinetti, Susana Pampin, Claudio Martinez Bel, Mara Bestelli, Alberto Suárez, Rudy Chernicoff y Rafael Federman. Fotografía: Pedro Sotero. Música: Vincent van Warmerdam. Edición: Andres Quaranta. Dirección de arte: Julieta Dolinsky. Sonido: Fernando Ribero y Simón Apostolou. Duración: 109 minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s