Amigos por siempre: las remakes pueden ser tan buenas como las originales

Por Sol Bonato

Existe cierto rechazo cuando de remakes se trata en el mundo cinematográfico, pero con Amigos por siempre (The upside) es diferente. Primero, se debe derribar esa crítica popular que dice que las remakes no son necesarias, porque siempre es bienvenido algo nuevo que puede ser mejor, o no.

En este caso, es inevitable la comparación con Intouchables (2011), sin embargo, la película de Neil Burger (El ilusionista, Sin límites, Divergente) logra una trama independiente de la francesa original, ya que el director decidió hacer, un poco, su propia versión. La idea de ver una situación diferente posiciona a la remake argentina Inseparables, de Marcos Carnevale, (2016) en donde se encuentran las mayores similitudes con Intouchables, desde los personajes principales hasta los planos.

Phillip –Bryan Cranston– es un escritor multimillonario que, debido a un fatal accidente, se encuentra tetrapléjico y necesita de una persona que sea su mano derecha, e izquierda, que lo ayude en su día a día. Ahí, es cuando entra en escena Dell –Kevin Hurt– y, si bien no estaba capacitado para el puesto de acompañante, Phillip decide darle una oportunidad. Desde ese momento, empieza a surgir una nueva amistad entre dos hombres provenientes de dos mundos completamente diferentes. Estos personajes se darán cuenta de que pueden sacar lo mejor de cada uno.

A Bryan Cranston siempre es un placer verlo en pantalla. Reconocido actor, con una extensa trayectoria, recordado entre los más jóvenes por su papel como Walter White en la aclamada serie de televisión Breaking Bad. También tenemos a Kevin Hurt, que no despega su esencia de comediante, quien sorprende con algunas escenas dramáticas, fruto de los problemas personales de su personaje y de su mundo en los típicos suburbios de Estados Unidos. La química entre ambos protagonistas es evidente, y mejora cada vez que aparece Nicole Kidman en las escenas. Con un papel secundario pero bastante importante, la ganadora del Oscar interpreta a Ivonne, la asesora de cuentas de Phillip, también secretaria y hasta consejera en ciertas ocasiones.

Hay varios puntos positivos para rescatar: un reparto excelente, con muy buenas interpretaciones; un final diferente a la original y un soundtrack de primera, en el que escuchamos el clásico (y una joya) Nessun Dorma más de una vez, a Ludovico Einaudi, Vladimir Feltsman y a Luciano Pavarotti, para las y los amantes de la ópera. Y no se puede dejar de nombrar a la reina del soul, la cantante -fallecida hace unos meses- Aretha Franklin.

Una de las curiosidades de éste nuevo film de Burger es que estuvo lista para estrenarse en 2017, pero quedó a la deriva por ser una película perteneciente a The Weinstein Company. Luego de que se destapara la olla sobre los casos de abuso de su fundador Harvey Weinstein, la productora entró en crisis y no pudo sostenerse; dejó también en el aire a The Current War, protagonizada por Benedict Cumberbatch y Michael Shannon.

Amigos por siempre -o The upside– es auténtica, agradable y divertida, si no se la está comparando a cada rato con las anteriores. Demuestra que es posible que una remake sea tan buena como la original, con un final completamente diferente: muchas veces suma ver algo nuevo a partir de una película ya existente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s