Green Book: amistad en épocas impensadas

Por Brenda Schultz

Reflexionar no es tarea fácil. Lograr que otra persona también lo haga, mucho menos. Basada en una historia real, Green Book da cuenta de que los prejuicios son concebidos desde la ignorancia. Impacta, conmueve y no olvida dejar una moraleja para el final.

5bfd66c70efac80d15d570f15.jpg

La trama inicial se desencadena desde el momento en el que Tony Vallelonga, más conocido como Lip (Viggo Mortensen), conoce al sofisticado compositor Don Shirley (Mahershala Ali). El músico, afroamericano, se encuentra en la búsqueda de un chofer y guardaespaldas que lo acompañe a lo largo de su tour por el sur de Estados Unidos. Lip, previamente maître en un club nocturno, se presenta para el puesto y queda seleccionado, pese a ser un italiano poco culto, con una concepción muy peyorativa acerca de los individuos de tez negra.

Situados en 1962, los protagonistas emprenden un viaje hacia un territorio dominado por el racismo y la exclusión de lo considerado distinto. Bajo el concepto de road movie -o película de carretera-, el director Peter Farrelly (Dumb & Dumber, There’s Something About Mary) desarrolla el argumento a lo largo del recorrido. Con el pasar de los días, Lip y Shirley -preparado para resistir la denigración en pos de derribar mitos- abandonan sus creencias impuestas para entablar una amistad impensada.

De esta forma, la cinta advierte una problemática social -lamentablemente aún existente- muy recurrida en el cine, pero encuentra el atractivo dentro de una historia digna de ser contada. A pesar del drama que acarrea la época representada, Farrelly incorpora humor a la narración: una de las principales razones por las que el espectador se emociona y, a su vez, sale del cine con una sonrisa.

5bfd673038693a12ca550a626

Green Book tuvo su premier mundial en el Festival Internacional de Cine de Toronto, en septiembre de 2018, en la que ganó el People’s Choice Award. Se llevó a casa tres Globos de Oro y obtuvo cinco nominaciones para los Oscar -que tendrán lugar el próximo 24 de febrero-, entre ellas a Mejor Película.

Cabe destacar que el guion del filme fue escrito en colaboración con el hijo de Tony, Nick Vallelonga, y consigue su título de The Negro Motorist Green Book, una guía turística para afroamericanos que llevan en la ruta los personajes, para sobrellevar la discriminación y transitar únicamente zonas aptas para negros en el presente de la ficción.

No hay manera de no empatizar con los protagonistas. El relato inquieta, al tiempo que genera alegría, e incluso risas. La química entre Mortensen y Ali es innegable; forjan una amistad que traspasa la pantalla y llega al corazón del público. Así, Green Book demuestra que los prejuicios están para ser objetados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s