Border: márgenes y marginados

Por Nina D’Abramo

La enigmática película sueca Border desembarca en las pantallas argentinas luego de desfilar y conquistar algunos de los más grandes festivales europeos de cine. Entre otros premios y nominaciones, la cinta fue galardonada en la competencia Un Certain Regard del festival de Cannes. Esta sección, paralela a la competencia principal del festival (la palma de oro o Palme d’Or), está enfocada en películas que brindan “una mirada diferente”. Border calza perfecto en esta categoría y nos brinda una obra que no se parece a nada antes visto.

Originalmente titulada Gräns (límite o frontera, en sueco) y traducida a Border en inglés (se mantuvo ese título en Latinoamérica), es una película que trae de forma constante la presencia de lo marginal. El director Ali Abbasi juega con los límites de los géneros cinematográficos, los contamina y empuja hasta sus fronteras, donde lo romántico, la fantasía, el thriller y el horror se confunden. La experiencia se asimila a transitar un camino sinuoso y oscuro en el que no se sabe qué esperar a la vuelta de la esquina.

sXnf34HIA_1256x620__1
Tina (Eva Melander) es una mujer con una malformación que la mantuvo segregada por la sociedad toda su vida. Solo existe una aparente aceptación cuando sus extraordinarios talentos son útiles a fines ajenos. Ella consiguió insertarse en la sociedad trabajando como agente de aduanas de un ferry con destino a Finlandia. Allí, utiliza su olfato sobrehumano para detectar quién contrabandea o esconde algún secreto. Cuando retorna a su hogar, se saca los zapatos y, descalza, se adentra en el bosque que está detrás de su cabaña. En ese ambiente casi fantástico, Tina se deja llevar por su costado animal y se abandona al éxtasis de un sinfín de estímulos que le ofrece su olfato.

Sin embargo, su vida solitaria se transforma cuando se encuentra con Vore (Eero Milonoff), un hombre que tiene el mismo tipo de malformación que ella. Al principio, con miedo y desconfianza, y luego con la fuerza de un huracán, Tina deja que le muestre un mundo de libertad y sensualidad que, poco a poco, la atrapa. La llegada de este extraño hace que se replantee su identidad, sus principios y su historia.

Border mantiene al espectador constantemente en vilo. Su trama parece dar un giro pero a ese giro le sigue otro y otro más. Sin un previo aviso, el espectador se encuentra sumido en un espiral insidioso, en el que ya nada es lo obvio o lo esperado. Hay diferentes líneas dramáticas. Las más realistas son la investigación policial y el romance, y la más fantástica bordea la búsqueda de la identidad. Con el transcurrir del film empiezan a encontrase y tornarse siniestras. La encrucijada de Tina en este enfrentamiento consigo misma es como una esquizofrenia, su identidad estalla y quedan los pedazos a juntar, que no puede volver a unir jamás. Su yo queda fragmentado por el descubrimiento de un mundo nuevo y el que pensó que conocía.

virder 2
Ali Abbasi, en este film, pone bajo la lupa nuestras ideas de lo feo, lo grotesco, lo bizarro y lo repulsivo. Los insectos, la baba y la carne cruda construyen un imaginario fantástico que, incluso cuando la trama parece ser demasiado, nunca desborda. Border no solo atrae por su historia; su fotografía es hermosa (más que nada en escenas de bosque y lago), las actuaciones son extraordinarias, el maquillaje es asombroso (le valió la nominación a mejor maquillaje en los Oscars) y los efectos visuales son magistrales, tanto que parece no tenerlos en absoluto. En todos sus aspectos es destacable el despliegue técnico, especialmente en el trabajo de dirección. El director iraní-sueco maneja los silencios, las velocidades y los movimientos de cámara de manera sutil y prolija, cada plano y cada secuencia tienen una carga emocional significativa. La película se mantiene firme en esa evolución espiralada y descendiente hacia lo perverso. El mundo sensible y triste de Tina se transforma en todo instante. Su curiosidad e inocencia la llevan por un camino atractivo y, como una mosca distraída, sin darse cuenta es atrapada por la tela de araña. El encanto se vuelve crueldad, de esa que es pegajosa y que no podes combatir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s