El sol también es una estrella: otro amor de película

Por Evelyn Cantore

El Sol también es una estrella, basada en la novela homónima de Nicola Yoon, es otra típica historia de amor adolescente, ideal para quienes disfrutan del romanticismo más naif.

Natasha (Yara Shahidi) es una joven jamaiquina apasionada por la astronomía, que vive en Nueva York con su familia desde hace nueve años, y sueña con entrar a la universidad el próximo. Pero sus planes son interrumpidos por la decisión de un juez de deportarla a ella, su madre, su padre y a su hermano hacia su país de origen.

La obstinada adolescente no se conforma e intenta buscar una solución, momento en el que se cruza con Daniel (Charles Melton), quien se dirige a una entrevista para entrar a una prestigiosa universidad en la que estudiará medicina, por mandato familiar. Natasha y Daniel se embarcan en una serie de eventos catalogados como “obra del destino” por él, mientras que para ella sólo se trata de coincidencias.

La película parte de una premisa trillada y cae en lugares comunes, a pesar de algunos recursos de fotomontaje y el material de archivo que enriquecen el trabajo audiovisual. Se nutre de las escenas que idealizan a la ciudad de Nueva York y tiene algunos guiños hacia la evolución del rol de la mujer. La idea de una chica descreída del amor romántico, bien plantada, suena atractiva y rompe con el estereotipo, no obstante, hace ruido la aparición cual “salvador” del protagonista masculino. Por otra parte, las referencias a Estados Unidos como un país de puertas abiertas cuando los hechos de racismo son de público conocimiento, son una gran contradicción.

También se pretende un presunto componente de diversidad al tratarse de dos jóvenes con tradiciones diferentes, (el personaje encarnado por Melton es surcoreano y su familia es bastante conservadora), pero resulta un recurso muy pobre para la actualidad.

Otro elemento al que se recurre es el de apelar a la reflexión sobre el universo, con las frases más conocidas de Carl Sagan. Es decir, el filme no profundiza demasiado en ninguna temática, su único enfoque es el amor romántico y heteronormado, con una trama que tiende a la monotonía.

La elección de la música es un gran acierto, cuenta con artistas de todas las épocas tales como Jain, cantante y compositora francesa, Phyllis Dillon, cantante jamaiquina, Michael Kiwanuka, cantante británico y Bazzi, cantante y compositor estadounidense, entre otros/as artistas.

El mensaje final puede interpretarse como lo más cercano a una historia real y es allí donde se aprecia la enseñanza que el público adolescente debería tomar.

 

Ficha técnica:

  • Dirección: Ry Russo Young
  • Guión: Tracy Oliver
  • Reparto: Yara Shahidi, Charles Melton, Jake Choi, Miriam A. Hyman y Gbenga Akinnagbe.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s