Cruz del sur: despojarse de las imposiciones

Por Evelyn Cantore

En una casona antigua de Buenos Aires, una multitud espera la llegada de Rosario, una joven que se casará al día siguiente. Mercedes, su madre, no imagina que recibirá una noticia que cambiará su paradigma para siempre.

Imágenes gentileza de Corre y dile Prensa

En el cuartito del fondo vive Justina, la costurera más prestigiosa del barrio, que siguió los pasos de toda su familia al dedicarse a ese oficio. Tres mujeres, tres historias transcurridas entre el sabor amargo de ver sus derechos avasallados y la fortaleza para seguir adelante.

Cruz del sur refleja la realidad de todas y cada una de las mujeres que conocemos, más aún de nuestras madres y abuelas. El matrimonio, la familia y tantas herramientas de opresión que soportaron a lo largo de la historia conforman la temática central de la obra. Y surge el interrogante: ¿cuánto de todo esto cambió y cuánto sigue igual? 

El público se sumerge en el relato y por momentos es partícipe, dado que la obra toma elementos del teatro experimental. La dinámica de las actrices deja fluir muy fácilmente esta interacción, cada instante se transita a flor de piel. Otro condimento que aporta emocionalidad son los tangos ejecutados por Bruno Leichman, quien se luce en el bandoneón.

Spoiler alert: las lágrimas serán inevitables durante esta maravillosa creación de Romina Salerno, que apela directo a la reflexión como un shock de realidad. Y duele; la verdad siempre duele. Pero aceptarla es sanar, avanzar y poder romper patrones para que nunca más la voz de una mujer sea acallada.

El lugar elegido va de la mano con la fragilidad de la trama: Querida Elena, en el barrio de Barracas. Es como una casa de padres o abuelos, en la que reciben con amor y calidez de hogar, con el fuego preparado para un asado y el tango que suena de fondo. Aquella casa larga con un patio enorme y también terraza, en la que se supo aprovechar tiempo y espacio, donde alguien jugó a ser grande y, a su vez, aprendió a ser fuerte con los años. 

Se trata de una obra transformadora, con excelente guión, puesta en escena y calidad actoral, con un mensaje que sensibiliza y concientiza a todo aquel que asista.

  • Cruz del sur. Dirección y autoría: Romina Salerno. Producción: Eugenia Osinde. Elenco: Camila Cruz, Eugenia Osinde, Andrea Picón. Escenografía: Candelaria Yañez. Sábados, a las 19 hs., en Querida Elena (Pi y Margall 1124).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s