Euphoria: la serie de HBO que rompe estigmas

Por Chiara Zullo Salvucci

“Solo un aviso antes del estreno, Euphoria es para un público mayor. Es un duro y honesto relato sobre adicción, ansiedad y las dificultades de vivir en esta generación. Hay escenas gráficas, difíciles de ver y digerir. Por favor miralo solo si crees que podes sobrellevarlo”, avisó Zendaya, la protagonista de la serie, en su cuenta de Instagram, el día del estreno. La cantante y actriz sorprende con su nuevo papel completamente alejado de sus personajes en series de Disney -como A todo ritmo o Agente KC– para ponerse en la piel de una adolescente americana que lidia con su adicción a las drogas y al alcohol.

View this post on Instagram

Please read

A post shared by Zendaya (@zendaya) on

La sinopsis de la nueva serie de HBO describe a la narración como la historia de un grupo de estudiantes de secundaria que navega por las drogas, el sexo, la identidad, el trauma, las redes sociales, el amor y la amistad. Estrenada el 16 de junio, es la remake de una serie israelí con el mismo nombre, pero que en realidad cuenta la historia personal de su director, Sam Levinson, quien consumió drogas desde sus 16 años.

La trama se basa en Rue (Zendaya), quien cree que la única escapatoria a sus problemas es consumir drogas para comenzar a sentirse viva y controlar su ansiedad, y así pasa su verano en un centro de rehabilitación. En paralelo, cuenta las vidas de una joven transexual que utiliza una aplicación para tener sexo con hombres mayores, un adolescente deportista que vive entrenando y tiene conductas violentas, un hombre sádico, que mantuvo durante más de diez años relaciones sexuales con niños, adultos y transexuales, mientras convive con su familia. Por último, una adolescente que fue grabada mientras tenía sexo por primera vez y decide empezar a publicar videos en sitios pornográficos para ganar dinero.

No es la típica serie de adolescentes o de institutos, Euphoria va más allá: muestra los conflictos de la nueva generación con imágenes explícitas para que el espectador no pueda correr la vista hacia un costado. Con la voz en off de Rue, cada capítulo transcurre sin censuras y se centra en uno de los personaje.

Desde distintas perspectivas, busca generar conciencia sobre la gravedad del consumo y el fácil acceso a la pornografía o a aplicaciones para tener sexo. Con cada una de sus escenas explícitas, apunta a distintas temáticas: violación, pedofilia, pornografía, diversidad y perspectiva de género.

Euphoria asume la responsabilidad de exponer las consecuencias no solo del consumo de drogas sino también de temas que hoy, más que nunca, están presentes en la sociedad. Los conflictos que propone este director no son ficticios, existen a nuestro alrededor y muchos adolescentes tienen que enfrentarlos. La voz con la que narra Rue o la manera en la que camina, se viste y relaciona, logran que sea muy sencillo conectar con su personaje y sentir lo que ella siente: ese vacío que recalca en cada episodio.

“Te prometo que si pudiese ser una persona distinta, lo sería. No porque yo quiero, sino porque ellos quieren”, expresa Rue y deja en evidencia las presiones que hay sobre los adolescentes, no solo por parte de sus propias familias sino también por un sistema que los excluye si no cumplen cierto estereotipo. Puede resultar una serie incómoda, pero lo que está claro es que rompe con estigmas y muestra lo que muchos no se animan a visibilizar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s