Kullaka: arte y militancia feminista

Por Evelyn Cantore

Las hermanas Mariana y Ornella Michetti abrazaron la música desde muy temprana edad. Solían cantar juntas como una forma de pasar el tiempo y divertirse. Hasta que, durante los preparativos para el 8 de marzo del año pasado, surgió su primera femiversión: Loca, reversión del tema de Duki, Khea y Cazzu. 

A modo de prueba, decidieron grabar su creación y subirla a YouTube: el resultado fue inesperado, la cantidad de reproducciones las sorprendió. No habían tenido la misma suerte cuando intentaron ser youtubers, recuerdan con risas. Pronto comenzaron a recibir mensajes. “La gente nos pedía más contenido, querían escuchar más canciones”, cuenta Mariana, la menor de las hermanas.

Así nació Kullaka, nombre de origen Aymará (pueblo originario de América del Sur) elegido por Ornella, cuyo significado halla total relación con este dúo y su objetivo: hermana o compañera. En un principio, sus seguidores eran sólo amigas/os, compañeras/os y familiares. “Nunca nos imaginamos esta repercusión. Incluso nos daba un poco de vergüenza la exposición, pero nos teníamos que hacer cargo de que estábamos aportando algo muy necesario”, afirma Ornella. 

Mariana (24) estudia derecho y trabaja en el poder judicial, un ámbito que parece estar cerrado a los cambios, como si se hubiera quedado estancado años luz atrás. Por su parte, Ornella (27) es traductora pública literaria especializada en educación. Se desempeña como docente y asegura que observa grandes cambios en los más chicos: “Tengo fe en las próximas generaciones, hay nenas que juegan al fútbol y nenes que juegan a la cocinita”, afirma. Y agrega: “Ya no usan la palabra puto como insulto, eso refleja una clara evolución, así como también las personas más grandes entienden cuestiones que antes no”.

Con sus letras lúcidas y ocurrentes educan en temas de género, hablan de la ESI (Educación Sexual Integral), del aborto, de la libertad de vestirse como quieran, del amor libre, de las disidencias sexuales y de salir a la calle a marchar. Su esencia, sin dudas, es  la sororidad.

“Nuestro público nos manifiesta que aprende mucho con el contenido que brindamos. A pesar de que nos dé un poco de pudor que nos tomen como referentes, está buenísimo que puedan acceder a esta información”, expresa Ornella, con una sonrisa que denota su dulzura. Ambas irradian mucho amor por lo que hacen y por la gente que las admira, en su mayoría adolescentes.

Para realizar presentaciones suelen elegir centros culturales o espacios relajados, eventos autogestionados donde comparten con colegas y diferentes emprendedoras. El pasado 3 de agosto cumplieron su primer aniversario y lo celebraron en el Centro Cultural El Cántaro, un lugar en el que se respira feminismo desde años inmemoriales.

Es muy esperanzador e indispensable que haya niñas y adolescentes que crezcan escuchando otro tipo de mensajes y se nutran de conocimientos a través de canciones pegadizas. A veces no les llega de otra forma. Y, como dice una célebre frase: “El conocimiento es poder”. 

Además de reversiones, también hacen covers de artistas como Miss Bolivia, Vicu Villanueva, Bebe, Bife, entre otras. Siempre con el arreglo vocal que las caracteriza, acompañadas del ukelele y/o la guitarra, instrumentos que aprendieron a tocar de forma autodidacta.

La exposición no sólo se trata de cariño: las hermanas Michetti admiten recibir comentarios muy violentos cada tanto, algo que no resulta novedoso si se trata de las redes sociales, donde las críticas destructivas están a la orden del día. Jugársela por una causa requiere valentía, y ellas están dispuestas a dejar todo tipo de tibiezas de lado para acercarse a las más chicas. Aquellas que hoy alzan sus pañuelos verdes en la escuela, que se rebelan ante imposiciones vetustas, que hasta se animan a cantar alguno de los temas de Kullaka en un acto escolar.

A pesar de que todavía falta mucho y la transición es dolorosa, la deconstrucción está en marcha. El cambio es ahora y es imparable. Y es con personas como Mariana y Ornella, desinteresadas, comprometidas con la lucha, con empuje y sin excusas. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s