Había una vez… en Hollywood: homenaje al cine de los ’60

Por Sol Bonato

Llegó a las salas el noveno film de Quentin Tarantino, estrenado y ovacionado en el Festival de Cannes 2019, con la increíble dupla: Leonardo DiCaprio, como Rick Dalton, y Brad Pitt, como Cliff Booth, y paralelamente Sharon Tate, interpretada por Margot Robbie, quien ha logrado, gracias a su talento, no salir del ojo del público ni de los directores que cada vez la aclaman más.

¿Acaso cada película producida por Tarantino estará condenada al éxito? Pues de más está decir que la respuesta no solo es afirmativa, sino que los y las fans del maestro ya están de luto porque su décima película -próxima- será quizás la última y, según comentó en entrevistas, es posible que vaya por el género terrorífico. Pero seamos sinceros, DiCaprio, Pitt, Robbie y Tarantino: ¿algo puede salir mal?.

Los Ángeles, 1969. El movimiento hippie que surgió para inspirar e iniciar una revolución cultural está presente; Rick Dalton es un actor de contenidos western cuya carrera viene en picada y junto a su doble de acción y mejor amigo, Cliff, intentan pisar en Hollywood pero consiguen resurgir en Italia; y mientras tanto, la vecina de Rick es la actriz Sharon Tate. Fiestas, alegría, sonrisas y puro baile es lo que caracteriza a Sharon, casada felizmente con el director Roman Polanski (El pianista) y embarazada de casi siete meses. Pero lo que ella no sabe es que además de todo el contexto, moriría en ese momento de la manera más sangrienta, a manos del Clan Manson, liderada por quien sería el asesino más famoso de Estados Unidos, Charles Manson. Se podría haber recurrido a las tristezas de Tate y no verla siempre con sonrisas, pero claramente el director tiene mucho respeto hacia ella y decide recordarla así: feliz. Y también nos regala escenas icónicas. Sí, se ve a la auténtica Sharon.

Este largometraje es claramente un homenaje a la cultura del cine de los años 60, a ese primer amor que Tarantino quiere venerar y Había una vez… en Hollywood (Once Upon a Time in Hollywood) es la fotografía perfecta de eso y también lo es a los films western. Con los personajes que interpreta Rick, los sets, introducir al mismo cine en el cine y, más aún, con su título en referencia a Érase una vez en el Oeste (1968), largometraje del italiano Sergio Leone, quien ha demostrado ser en varias oportunidades uno de los favoritos de Tarantino. La variabilidad de personajes que entran y salen es impecable, entre ellos: Al Pacino como Marvin Shwarz, Emile Hirsch como Jay Sebring, Luke Perry como Wayne Maunder, Rafal Zawierucha como Roman Polanski. Y actores que están sonando fuerte, por ejemplo Austin Butler -quien se dice que interpretará a Elvis Presley en una nueva biopic- y Maya Hawke -hija de Ethan Hawke y Uma Thurman, que reciente fue Robin en Stranger Things-.

También participan otros no tan conocidos, pero sí criticados: Mike Moh interpreta a un Bruce Lee y, al parecer, no le gustó tanto a su hija Shannon Lee, quien le dijo a Tarantino: “Podría cerrar la boca. También podría disculparse (…) porque esta versión no tiene por qué corresponderse con la realidad”. La cuestión es que Había una vez… en Hollywood tiene un elenco de lujo y en este retrato encontramos varias subtramas e historias que se entrelazan.

Ya se sabe que el director lleva al espectador por donde quiere, y nada es lo que parece o lo que se espera que sea en sus guiones, que destacan -como siempre- en estar bien trabajados y tomarse su tiempo para construir bien y con sumo cuidado los hechos. Hay algunos puntos claves de mucha tensión que se asemejan bastante a una película de terror, pero también combina con la gracia y bestialidad de la esencia tarantinesca.

El director retrata un cine que ama y el dato curioso es que proyectó en Cannes con 35 mm, el formato de película fotográfica que se mantiene desde 1892, con Thomas Edison, y que tuvo su declive entre 2005 y 2015 con la rápida conversión de la proyección digital. Se trata de narración cinematográfica pura, donde comedia, sangre y violencia no pueden faltar si de Tarantino se trata. No se pueden dejar de mencionar los excelentes movimientos de cámara y transiciones que regala Robert Richardson, el mismo director de fotografía con el que trabaja desde Kill Bill, una potencia tremenda a nivel visual y de diálogos.

Por otro lado, a pesar de la admiración por el cine, también se pueden ver ciertas críticas: ¿cómo es un rodaje? ¿por qué los dobles no son tan conocidos ni ganan tanto dinero si son los que se arriesgan? ¿cómo trabaja un director? ¿un actor profesional no siente presión por esto? Los giros inesperados no faltan, por ende se debe ir preparado para ver situaciones que difieren con el tráiler oficial. Al no tener un compositor, hay momentos donde se tienen que lucir más los diálogos, pero su banda sonora son los típicos y característicos temas musicales de los años 60.

Es posible que Había una vez en… Hollywood divida a la crítica, no hay matices con Tarantino, o lo aman o lo odian. Él tiene libertad, juega con el espectador y no le importa nada porque te transporta literalmente a Los Ángeles en 1969. La recreación es excelente: edificios, carteleras, vestuarios y autos. Quizás no sea su mejor obra, pero debe verla todo fan del cine.

Puntuación: 10

  • Título original: Once Upone a Time… in Hollywood. Duración: 159 minutos. Dirección: Quentin Tarantino. Elenco: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Emile Hirsch, Al Pacino, Timothy Olyphant, Dakota Fanning, Kurt Russell, Bruce Dern.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s