La certeza desopilante de Downton Abbey

Por Catalina Heredia

La notas de comedia e hilaridad de su corolario cinematográfico dotan a la distinguida serie de un capítulo sencillo, pero ocurrente y ameno. El hecho de llevar la popular Downton Abbey a la gran pantalla no es un acto menor. Esto todavía implica una distinción honorífica a la larga serie que ya lleva estrenadas seis temporadas. Un producción tan grande y con tanto presupuesto invertido implica una condecoración prestigiosa para todo el equipo que trabajó desde el año 2010 hasta su última emisión en 2015.

Este largometraje se configura como un capítulo más en el que no hay suspensos, no hay sorpresas. Cada acción y cada discusión concluyen de manera cerrada y perfecta. El director Michael Engler, quien ya ha dirigido otros episodios anteriormente, acude a lo seguro para garantizar la satisfacción máxima de los fanáticos, quienes se han encontrado a gusto volviendo a habitar el gran palacio de los condes de Grantham.

La trama en sí deja mucho que desear al parecer ser trazada por un hilo conductor claro, parejo, sin altibajos. Pero es remarcable cómo se sitúan los roles de la servidumbre, que intentan acoger de la mejor manera posible a la familia real creando situaciones divertidas y hasta caricaturescas. Los actores se desempeñaron de manera destacable y, sin un protagónico, lograron resaltar por sus dramas y sus comicidades, entre todas las magníficas puestas en escena y extravagantes vestiduras.

Entre tanto desparpajo escénico, el retrato de la homosexualidad se proclama, pero no llega a repercutir quedando soslayado o abandonado sin un desarrollo relevante. Siendo lo único que queda sin resolver por completo, puede aparentar ser motivo de una futura secuela.

Con toda esta firmeza e infalibilidad en la trama hay algo (o alguien) que nos saca por algunos segundos de la pesadez de la certidumbre. Sin dudas, lo más cautivante de toda la película es la figura que desempeña la carismática Maggie Smith, que azota a los demás personajes con sus memorables frases picantes y atrevidas. En todas las escenas nos encontramos esperando la aparición mágica de Smith, que logra poner la nota de comedia justa en cada oportunidad.

Esta recompensa del paso hacia la gran pantalla no será en vano, galardonando a los artistas involucrados e insinuando una secuela pronta, que deja a los fanáticos (y a los nuevos espectadores) con ganas de ver más de este drama cómico desopilante.

  • Downton Abbey. Director: Michael Engler. Elenco: Hugh Bonneville, Michelle Dockery, Maggie Smith, Joanne Froggatt, Kate Phillips, Imelda Staunton, Simon Jones, David Haig, Tuppence Middleton, Stephen Campbell Moore, Allen Leech, Elizabeth McGovern, Sophie McShera, Laura Carmichael, Phyllis Logan, Rob James-Collier, Jim Carter, Brendan Coyle, Penelope Wilton, Max Brown, Kevin Doyle, Lesley Nicol, Douglas Reith, James Cartwright, Philippe Spall, Darren Strange

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s