Judy: mucho más Zellweger que Garland

Por Nina D’Abramo

La suerte no estuvo del lado de Renée Zellweger desde los días de Chicago y Bridget Jones. En los últimos tiempos, uno tras otro, sus proyectos fueron destrozados por la critica y el público. Fracaso tras fracaso, los productores perdían dinero y la ex superestrella estaba cada vez más distante de volver a ver la luz del éxito. Mientras tanto, los tabloides hicieron de las suyas con su vida personal, cuestionando y criticando su aspecto, su delgadez y su salud física y mental. Pero cuando parecía que todo estaba perdido, Zellweger resurgió de las cenizas con la mejor performance de su carrera  como la protagonista de Judy, drama biográfico sobre la vida de Judy Garland.

En dicho film, la Judy Garldand ficcional y la Renée Zellweger de carne y hueso se encuentran como en un juego de espejos. Es que Judy bien podría haberse llamado Renée, ya que parece ser más un film sobre la segunda que la primera. Algo así como Michael Keaton en Birdman, la actriz interpreta un papel muy cercano a su historia personal. En el largometraje, se pone en la piel de una estrella caída en desgracia, que ya nadie contrata por su mala reputación. Pero cuando la tenencia de sus hijos más pequeños peligra, la leyenda de Hollywood decide probar suerte una vez más con una serie de conciertos en el Reino Unido, su última chance de redención.

Algo similar debió haber sentido la protagonista de Bridget Jones con ese rol, el cual podría ser su última oportunidad de volver a tener éxito. Era ahora o nunca para Renée Zellweger y lo hizo valer, dando una actuación de cinco estrellas en un filme que no está a la altura de su talento, ni del de Garland. Su actuación le vale todos los premios que obtuvo y las tantas otras nominaciones (compite por el Oscar a mejor actriz principal), ya que no buscó imitar a la legendaria cantante de Over The Rainbow en cada manierismo, sino reinventarla desde su propia interpretación de lo que es tener una relación complicada con Hollywood y el peso de los fracasos encorvándole la espalda. De manera tal que la protagonista brilla en cada escena, llena de matices que le dan vida a la diva en el final de su días.

Judy es la película de Renée Zellweger, también, porque tiene muy poco de Judy Garland. Es que el film dirigido por Rupert Goold sigue al personaje en los últimos momentos de su vida: endeudada, alcohólica y adicta a las pastillas, frágil y autodestructiva. En medio de ese tumultuoso tiempo, la exdiva recuerda su juventud, cuando entre los quince y dieciséis años filmó El Mago de Oz. En esas escenas, la joven Judy (interpretada por Darci Shaw) es representada como una adolescente aterrorizada por el estudio de la Metro Goldwyn Mayer, a quién no la dejaban comer ni dormir ni festejar su cumpleaños.

¿Qué sucede en el medio de esas dos instancias? Absolutamente toda la carrera de Judy Garland y absolutamente nada en la película sobre su vida. ¿Qué hizo que esa adolescente mortificada por el magnate del estudio llegue a ser uno de los íconos más importantes de Hollywood, que a más de cincuenta años de su muerte, su nombre sigue siendo sinónimo de estrella? ¿Por qué Judy es sobre Garland y no sobre cualquier otra exdiva con los mismos problemas? El equívoco de esta biopic -y de muchas otras más- es creer que la única vía para humanizar a un ícono es mostrar su miseria. Lejos de ser la mejor manera, parece ser un poco morboso. La fragilidad, los defectos y errores de las grandes figuras de la cultura son parte de sus vidas, sí. Sin embargo, aquello que los separó del resto y los hizo leyenda también es suyo y no tenemos por qué quitárselos. Deshacer el mito por que sí, para no decir nada ¿Para qué?

De alguna manera, el guion cae en los vicios que Vox Lux (2018) le critica a las biopics. En el film de 2018, una cantante pop ficcional llamada Celeste Montgomery (Natalie Portman) enfrenta los problemas que la fama, la prensa y las adicciones generan en un su vida personal. Luego de tocar fondo, prepara un proyecto que le dará una segunda vida a su carrera. En resumidas cuentas, lo que hace el film es ser el molde perfectamente genérico en el que entran todas las películas biográficas: la historia de Celeste es la de todas esas biopics y Celeste es todas las estrellas que las protagonizan. Celeste no es nadie en particular y por ese mismo motivo es todas y cualquier celebridad. Celeste también es Judy, una diva en su peor momento, adicta y en un espiral de autodestrucción aferrándose a su carrera con un último intento de éxito. Es esa historia que ya contaron muchas veces. La vida de la protagonista de El Mago de Oz, Nace una Estrella y ¿Vencedores o vencidos?, ganadora de Oscars, Grammys, Emmys y Tonys, estrella de The Judy Garland Show y también madre de nada más y nada menos que Liza Minelli, seguramente tuvo historias más interesantes para contar que las elegidas en el film de Goold.

Esa falencia fundamental a nivel historia limita y le quita valor a un film que tiene algunos elementos realmente fuertes como la fenomenal actuación de la actriz principal, el hermoso diseño de vestuario y un gran diseño de  producción que emula el año 1969, junto con la banda sonora que incluye algunas de las mejores canciones del repertorio de la diva. En conclusión, Judy es un film menor en el que el talento de Zellweger desborda pero que no le hace justicia a la vida del ícono que le da nombre.

  • Judy. 2019. 118 min. Dirección: Rupert Goold. Producción: David Livingstone. Guion: Tom Edge. Basada en End of the Rainbow de Peter Quilter. Música: Gabriel Yared. Elenco: Renée Zellgewer, Finn Wittrock, Jessie Buckley, Rufus Sewell, Michael Gambon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s