El precio de la verdad: los costos de desafiar al poder

Por Evelyn Cantore

El precio de la verdad (Dark Waters), narra un drama basado en hechos reales. Cuenta la historia de Rob Bilott (Mark Ruffalo), un abogado corporativo de Cincinnati, Ohio, Estados Unidos, que se juega la vida y la reputación en su ambiente laboral para destapar la corrupción en los negocios de la multinacional de química DuPont.

Wilbur Tennant, un granjero oriundo de Virginia Occidental, tal como Bilott, está convencido de que la causa del fallecimiento repentino de su ganado son los residuos tóxicos de los que se deshace la fábrica de Washington Works, propiedad de la empresa DuPont, en el vertedero cercano a Dry Run, por ende contaminan los pozos de agua. Por ese motivo acude a la ayuda de Bilott.

Tal como Spotlight (En primera plana), la productora Participant lleva a la pantalla grande una extensa investigación que transcurrió entre 1998 y 2015. En este caso, no es realizada por un equipo de periodistas sino por un abogado, ambas profesiones suelen ser muy cuestionadas, y con razón. El filme deja ese mensaje esperanzador, incluso inspirador de saber que aún hay personas en búsqueda de la verdad, de hacer el bien. Podría parecer una utopía, pero la veracidad de los hechos relatados demuestran que, efectivamente, existen seres humanos con voluntad de mejorar este mundo.

La idea de la realización del filme parte del artículo publicado en The New York Times por Nathaniel Rich. El guión cuenta con un gran caudal informativo sobre la contaminación causada por el PFOA (ácido perfluorooctanoico, también conocido como C8), un ácido utilizado en la fabricación de Teflón.

Cabe mencionar que Bilott no podría haber logrado llevar a cabo esta investigación si no fuera por el rol de su esposa, Sarah, interpretada por Anne Hathaway, quien hizo a un lado su carrera como abogada para quedarse en su casa trabajando en las tareas domésticas y cuidando de sus hijos. Este detalle marca un clima de época muy claro, aún las mujeres seguían ocupando ese único lugar, el de cuidadoras, amas de casa, madres de tiempo completo.

A Hathaway se la vio en diversos papeles, es una actriz multifacética y no sorprende encontrarla encarnando a una mujer conservadora y católica, tal como sucede en este filme, aunque se la reconozca más por sus históricos protagónicos en El diario de una princesa y El diablo se viste a la moda. En cuanto al drama, también supo hacerlo muy bien en One day. Se trata de una actriz con una capacidad interpretativa muy amplia, a quien da gusto encontrar en el reparto de cualquier película.

Ruffalo, por su parte, también tiene una larga trayectoria en diferentes filmes, en los que interpretó diversos papeles, desde Si tuviera treinta, donde hizo pareja con Jennifer Garner, Hulk y Spotlight, entre otras. Además, no es casualidad que forme parte de la producción de este filme, dado que lleva luchando desde hace tiempo contra el cambio climático y por el aumento del uso de energías renovables.

En marzo de 2011, cofundó Water Defense para concientizar al público sobre el impacto de la obtención de energía en el agua y en la salud pública. En 2012, ayudó a poner en marcha The Solutions Project, como parte de su propósito de difundir ciencia, negocios y cultura que demuestren la viabilidad de las energías renovables. Al encarnar a Bilott, transmite esa angustia, impotencia y dolor por desafiar al poder, buscando despertar la conciencia mientras sufre por las víctimas.

Sin dudas, el filme tiene todos los componentes necesarios para garantizar un éxito de taquilla, desde el reparto, la fotografía, el guión y el montaje. Es una muy buena excusa para disfrutar; una creación cinematográfica de calidad para reflexionar sobre una de las tantas formas de contaminación que existen en el planeta, su consecuencia para la salud y el poder de las grandes corporaciones.

El director

Todd Haynes es un cineasta que comenzó su trabajo en largometrajes como Poison (1991), sobre la homosexualidad; Safe (1995), acerca de la opresión que sufren las mujeres; y Velvet Goldmine (1998), sobre la música. Todas se enmarcan en el cine indie de los noventa. Luego, incursionó en el cine de época, con Lejos del cielo (2002), la miniserie Mildred Pierce (2011), Carol (2015) y Wonderstruck (2017).

Es la primera vez que trabaja con Mark Ruffalo, pero ambos se admiraban desde antes de comenzar el proyecto de Dark Waters. Si bien sus filmes contribuyeron al diálogo social, también es su debut en este género, aunque admite que siempre le ha gustado.

“El mayor reto desde el principio fue cómo mantenernos fieles a los hechos, respetar la particularidad y singularidad de estos personajes y sus experiencias, pero hacerlo accesible para los espectadores; hacer algo que los espectadores puedan seguir y con lo que puedan sentirse abstraídos”, contó Haynes.

El rodaje

El rodaje comenzó el 14 de enero de 2019, en exteriores de Cincinnati, Ohio. Sin embargo, mucho antes de que las cámaras empezaran a grabar, Haynes y los productores reunieron a un gran equipo para ayudar a contar la historia de la lucha de Rob Bilott lo más verazmente posible. Por eso, Rob y su mujer, Sarah Barlage Bilott, pasaron tiempo en el set de durante la filmación.

Otro dato interesante es la elección de Hannah Beachler para el diseño de producción, quien el año pasado fue la primera afroamericana en ganar el Óscar por su trabajo en Black Panther. A pesar de ser la primera vez que colabora con Haynes, también aportó desde su propia historia familiar que se relaciona directamente con la temática. Beachler se crió en Centerville, Ohio, y estudió en universidades de Cincinnati y Dayton.

  • Dark Waters. Director: Todd Haynes. Guión: Matthew Carnahan, Mario Correa, Nathaniel Rich (Artículo: Nathaniel Rich). Música: Marcelo Zarvos. Fotografía: Edward Lachman. Reparto: Mark Ruffalo, Anne Hathaway, Tim Robbins, Bill Camp, Bill Pullman, Victor Garber, William Jackson Harper, Mare Winningham, Kevin Crowley, Trenton Hudson, Marc Hockl, Lyman Chen, Courtney DeCosky, Scarlett Hicks, Lea Hutton Beasmore, Denise Dal Vera, Louisa Krause, Daniel R. Hill, Chaney Morrow, Lisa DeRoberts, Brian Gallagher, John Newberg, Wynn Reichert, Tera Smith, Tyler Craig, Barry G. Bernson, Amy Morse, Jeffrey Grover, Teri Clark. Productora: Killer Films / Participant Media. Distribuida por Focus Features.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s