Casi Feliz: las vueltas de la vida de Sebastián, por Wainraich

Por Agustina García

Escrita y protagonizada por Sebastián Wainraich, la serie Casi Feliz desembarco en Netflix a máxima potencia. Dirigida por Hernán Guerschuny, cuenta con diez capítulos cortos en los que se desarrollan algunas razones por las que uno no llega a considerarse feliz. Sebastián en la serie es Sebastián: conductor de radio, monologuista y padre de dos hijos. Casi como en la vida real. Siempre casi.

Lleva una vida normal: conductor, papá, separado pero enamorado, parte de una familia tradicional pero hermano de un hombre poco convencional. Fanático de Atlanta. A pesar de que su ciclo radiofónico es exitoso, no se considera un famoso de ley ni puede hablar con tanta fluidez en cualquier otro escenario posible. Le cuesta expresar lo que le pasa, quiera o desea.  Y quizás esa sea una de las razones por las que su felicidad no es plena: se esquiva todo el tiempo.

Wainrainch también lleva una vida normal, aunque hoy en cuarentena. Es la cabeza de Metro y medio, programa exitoso de la emisora Metro y un comediante de primer nivel cuyo sello pisa Netflix por segunda vez: su primer producto disponible en la plataforma fue uno de sus stands up.  Está casado y enamorado, es padre de una niña y un niño, el tercer hijo de una familia judía tradicional que atravesó el dolor de perder a uno de sus hijos.

Quizás esos detalles que diferencian a uno del otro son los que justifican el uso del adverbio “casi”. La serie es casi una autobiografía que Sebastián, el protagonista, lamenta y Wainraich, el actor y escritor, celebra.

La idea original surgió en un almuerzo que compartieron Guerschuny, Wainraich y el productor Alejandro De Grazia. El nivel actoral que desfila por los diez capítulos es altísimo. Desde Natalie Pérez, como coprotagonista en la piel de Pilar -la ex esposa de Sebastián-, pasando por Santiago Korovsky, que interpreta a su productor de radio, y la participación de Hugo Arana. Los acompañan también otros actores como Peto Menahen, Gustavo Garzón, Carla Peterson, Pilar Gamboa, Julieta Diez, Adrián Suar, Rafael Ferro, Juan Minujín, entre otras grandes participaciones. Incluso su familia está presente en la serie: su esposa Dalia Gutmann y su hija mayor, Kiara.  

Casi Feliz muestra episodios cotidianos de un tipo al que la suerte no lo acompaña como desearía y que tampoco se anima a dejar de culpar a la suerte. A pesar de haberse sometido al análisis psicológico toda la vida, no descubre la fórmula para hacerse cargo de lo que siente y cambiar las cosas que convierten a su vida en un eterno casi.

Wainraich es un tipo con oficio para la comedia: no necesita grandes gestos ni guiones para hacer reír. En Casi Feliz combina su faceta de comediante con la del actor de drama y obtiene grandes resultados. Natalie Pérez lo acompaña muy bien y logra destacarse. Todos los actores y actrices le suben la vara a una comedia simple con un guión llano y rico al mismo tiempo, repleto de muletillas que aluden al mundo real. Para quienes lo capten y entiendan, será mucho más jugoso.

El protagonista, por su inseguridad, lleva su propia vida como un espectador. Fito Páez alguna vez escribió: “Me gusta estar al lado del camino, fumando el humo mientras todo pasa”.  Bueno, quizás a Sebastián también le guste.

La segunda temporada, como todo actualmente, es una incógnita. Los diez capítulos de esta primera tanda son llevaderos y muy fáciles de disfrutar. A Netflix no le hace falta ni preguntar. Son, quizás, una especie de humo mientras todo esto pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s